Quantcast

7 niños prodigio que acabaron como juguetes rotos

Siempre se celebran los éxitos de los niños prodigio: alegran la vida, y disfrutamos con sus espectáculos. La triste realidad es que son como juguetes, que luego acaban como juguetes rotos por el exceso, la codicia o la avaricia de sus padres. Estos son algunos ejemplos.

2977237_640px

Judy Garland

La actriz de «El Mago de Oz» es el ejemplo más típico del concepto de «juguete roto». Y es que fue eclipsada por el personaje de Dorothy. En la actualidad, hay gente a la que también le pasa, sobre todo, actores de saga. Sin embargo, antes era más difícil, y Judy Garland no pudo superar la sombra de ese papel, por mucho que lo intentara.

Se casó con uno de los grandes actores de Hollywood, Vincent Minelli, y ni siquiera así pudo redirigir su carrera como actriz. Este fracaso, junto a las drogas y al alcohol, pudieron con ella, terminando con su vida a los 47 años de edad. Es triste, pero si no se sale antes de esas etapas, es muy difícil acabar en buenas condiciones.

Es por eso, que la mayoría de los niños que son considerados como juguetes rotos, acaban envueltos en las drogas y por tanto, en centros de desintoxicación.