Quantcast

8 famosas que no quieren tener hijos

Las famosas se ven, muchas veces, presionadas por el público en general que está deseando de ver cómo tienen hijos. El apetito del público para los bebés de las celebridades es casi insaciable. Cuando hay noticias de un posible bebé famoso, por ejemplo, Internet entra en locura y hasta hay una especie de nervios generalizados, pensemos por ejemplo en Kate Middleton o Beyoncé.

Así que el amor por los cele-babys hace que si eres una mujer famosa que llega a cierta edad, la prensa empieza de manera agresiva una cruzada sobre ella y sobre el hecho de que debería querer tener hijos. A pesar de las crecientes presiones para tener un bebé hay una serie de famosas, mujeres poderosas que han dicho que “no, gracias”, y han hablado francamente acerca de su decisión de no padres.

8 famosas que no quieren tener hijos 08

Este verano, tras unas fotografías de Jennifer Aniston en bikini con un poco de tripa, empezaron los rumores, otra vez, sobre el posible embarazo de la actriz. Aquí ya no pudo más y decidió hacer un comunicado para que la dejaran en paz. “Estoy harta de que esta especie de deporte que se ríe y avergüenza el cuerpo de las mujeres se disfrace de ‘periodismo’ o ‘noticias de celebrities'”. Y merece mucho la pena leer lo que dice Jennifer. “Durante el último mes se han gastado una cantidad desproporcionada de recursos en la prensa intentando descubrir si estoy o no embarazada (por millonésima vez… pero quién cuenta ya)”.

“Todo esto apunta a la perpetuación de esa noción en la que una mujer es una especie de ser incompleto, fracasado o infeliz si no está casada y con hijos. (…) Lo que quiero decir es esto: –Estamos completas con o sin pareja, con o sin hijos. Tenemos que decidir por nosotras mismas lo que es la belleza respecto a nuestros cuerpos. Esa una decisión que nos atañe únicamente a nosotras”.

Y lanzó un grito a todas las mujeres del mundo: “Tomemos esa decisión por nosotras mismas y por las mujeres jóvenes de este mundo que nos ven como ejemplos. Tomémosla de forma consciente, alejadas del ruido de los tabloides. No necesitamos estar casadas o ser madres para sentirnos completas. Nosotras determinamos nuestro propio ‘y vivió feliz para siempre’.”