Quantcast

Marbella y Estepona seguirán con actividad no esencial cerrada por superar los 1.000 casos

Los municipios malagueños de Marbella y Estepona continúan con una tasa PDIA (PCR y test rápido de antígenos) superior a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, por lo que tienen que continuar con la actividad no esencial cerrada, junto con dos nuevos que ingresan desde este miércoles en estas citadas restricciones: Cañete la Real (1.653,4) y Montejaque (1.053,7).

Por su parte, son ocho municipios los que salen del nivel 4, grupo 2, lo que supone bajar de una tasa de 1.000 y reabrir actividad no esencial. En concreto, son las localidades de Alhaurín de la Torre, Almargen, Ardales, Manilva, Tolox, Villanueva del Rosario, Casabermeja y Benarrabá.

Tras la reunión del Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Málaga para analizar la situación epidemiológica de los municipios de este pasado lunes, este martes han informado que son un total de 27 municipios los que tienen actividad no esencial cerrada desde el miércoles y 33 los que tienen cierre perimetral, lo que suman 60.

Por su parte, Alozaina es el único nuevo municipio que tendrá cierre perimetral al superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días y tener una tasa de 533,7, mientras que salen de este nivel 4 grupo 1 un total de 12 municipios: Alfarnatejo, Antequera, Archez, Cútar, Istán, Iznate, Macharaviaya, Mollina, Periana, Torrox, Totalán y Villanueva de la Concepción.

Así las cosas, el número total de localidades que desde este miércoles entran o siguen con cierre perimetral son 33. Se trata de Alcaucín, Algarrobo, Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Almáchar, Almargen, Álora, Alozaina, Ardales, Arenas, Benalmádena, Benamargosa, Benarrabá, Campillos, Casabermeja, Cártama, Colmenar, Cómpeta y Cuevas del Becerro.

También Cuevas de San Marcos, Fuengirola, Fuente de Piedra, Gaucín, Guaro, Manilva, Mijas, Moclinejo, Monda, Rincón de la Victoria, Riogordo, Torremolinos, Villanueva del Rosario y Yunquera. Por su parte, el número de localidades que están en el nivel 4 grupo 2 por lo que continúan con actividad no esencial cerrada o entran a formar parte de estas restricciones desde el día 10 son 27.

En concreto, son los municipios de Alfarnate, Algatocín, ArriateBenamocarra, Benaoján, Canillas de Albaida, Cañete la Real –que entra de nuevo a forma parte de estas restricciones–, Cartajima, Casares, Cortes de la Frontera, Coín, El Borge, Estepona, Faraján, Genalguacil, Jubrique, Málaga, Marbella, Montejaque –también entra por primera vez al superar los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días–, Ojén, Pizarra, Ronda, Teba, Villanueva de Tapia, Villanueva del Trabuco y Vélez-Málaga

DISTRITOS

La provincia cuenta, con los datos del lunes con los que trabaja el comité territorial, con una tasa acumulada PDIA de 808,9 casos por cada 100.000 habitantes. Por su parte, en el distrito sanitario de Málaga es de 808,9. Aquí, la capital mantiene el cierre de la actividad no esencial al superar hace una semana los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. Su tasa ha ido disminuyendo consecutivamente hasta los 864 de este pasado lunes.

Moclinejo, pese a tener una tasa de 399,7 deberá seguir con cierre perimetral, en el que lleva desde este sábado. Con cierre perimetral también está Rincón de la Victoria (539,3). Almogía, por su parte, tiene una tasa de 105,5; y Macharaviaya, con una tasa de 399,9, y Totalán (0), han salido del cierre perimetral.

Por otro lado, en el distrito Axarquía –que tiene una tasa de 566,6–, Canillas de Albaida, pese a tener una incidencia de 922,3 debe seguir con el cierre de actividad no esencial, al no haber transcurrido los 14 días, lo mismo que ocurre con Alfarnate (375,6), Benamocarra (787,9) , El Borge (976,1), y Vélez-Málaga (747,9). Casabermeja con una tasa de 606,2 ha salido de las restricciones de cierre de actividad no esencial y tiene cierre perimetral.

De igual modo, Alcaucín (394,9) mantiene el cierre perimetral, al igual que Algarrobo (503,4), Almáchar (550,4), Benamargosa (521,2), Colmenar (674,7), y Riogordo (587,6). Aunque Cómpeta (151,2) haya bajado su tasa, continúa con el cierre perimetral al no haber pasado los 14 días. De este distrito sanitario han salido del cierre perimetral Iznate (441,0), Periana (453,2), Árchez (259,7) y Torrox (312,1).

En el distrito Costa del Sol, cuya incidencia es de 832,2, tres son los municipios que actualmente superan los 1.000 casos: Casares (1.075,19), Estepona (1.015,3) y Marbella (1.066,8), aunque Ojén deberá continuar con restricciones en la actividad no esencial pese a que su tasa es de 943,4.

Se da la circunstancia de que Marbella y Estepona cumplían 14 días con cierre de actividad no esencial, por lo que, al no bajar su tasa de incidencia seguirán con estas restricciones.

Las localidades con una tasa entre 500 y 1.000 casos son Benalmádena (730,4), Fuengirola (690,5), Mijas (753,0), Manilva (930,7).y Torremolinos (526,3). El único municipio sin restricciones es Benahavís, con una tasa de 322 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. De este distrito volverán a tener movilidad provincial Istán (468,5).

En el distrito sanitario de La Vega, con una incidencia acumulada de 560, abandona el cierre perimetral la localidad de Antequera (496,5), Fuente de Piedra (450,8) y Villanueva de la Concepción (456,2); mientras que seguirán con ese cierre Villanueva del Rosario (con una tasa de 475,9 y salir del nivel 4 grupo 2), Almargen (tras abrir actividad no esencial y registrar este lunes una incidencia de 770,4) Campillos (572,3), Cuevas de San Marcos (638,7). Sale, por su parte, del cierre perimetral en este distrito la localidad de Mollina.

Las localidades de La Vega que tienen las máximas restricciones son Teba (1.041,7), Villanueva de Tapia (que pese a tener 890,4)no ha cumplido los 14 días de restricciones); Villanueva del Trabuco (1.488,3) y Cañete la Real (1.653,4).

SERRANÍA Y VALLE DEL GUADALHORCE

En el caso del distrito Serranía, con los datos de este lunes, siete localidades tienen más de 1.000 casos en los últimos 14 días: Algatocín (1.842,8), Arriate (1.665,9), Benaoján (2.133,5), Cortes de la Frontera (1.109,3), Jurique (2.103,3), Montejaque (1.053,7 superando por primera vez los mil casos) y Ronda (1.568,3).

Con entre 500 y 1.000 casos actualmente son tres: Benarrabá (672,6 y reabre actividad no esencial y tiene cierre perimetral), Gaucín (692,3) y Genalguacil (763,4 y tiene actividad no esencial cerrada al no transcurrir los 14 días).

Mientras que con menos de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días ha aumentado el número de localidades de la Serranía, en concreto, son 14: Atajate (0), Benadalid (0), Benalauría (0), El Burgo (446,4), Cartajima (413,2), Cuevas del Becerro (438,3), Faraján (0), Igualeja (398,9), Jimera de Líbar (263,9), Júzcar (0), Montecorto (0), Parauta (0), Pujerra (0) y Serrato (414,9).

Aunque la tasa del distrito sanitario Serranía alcanza ya los 1.341,8 casos, en él se encuentran ocho municipios con una tasa de incidencia COVID de cero: Atajate, Benadalid, Benalauría, Faraján, Júzcar, Montecorto, Parauta y Pujerra.

Por último, en el distrito Valle del Guadalhorce, con 14 localidades, hay una tasa de 828,5. Así, solo hay dos municipios por encima del millar de casos, como son Coín (1.023,2) y Pizarra (1.217,7).

Con los datos de este 8 de febrero, por debajo del millar pero por encima de los 500 casos están ocho municipios: Alhaurín de la Torre (864,7 y reabre actividad no esencial), Alhaurín el Grande (662,5 y cierre perimetral), Álora (846,6), Alozaina (533,7), Ardales (877,9), Cártama (822,8), Guaro (570,2) y Yunquera (766). Mientras que por debajo de 500 están Carratraca (135,1), Casarabonela (358), Monda (296,6) y Tolox (327,7).