Salir

Las diez mejores croquetas de Madrid para celebrar su Día Internacional

Publicado por
Barbara Baron
  • Este sábado 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, con tantos adeptos como diferentes tipos de esta diminuta obra maestra podemos encontrar.
  • Te proponemos los diez mejores sitios de Madrid para disfrutar de las mejores croquetas que puedas imaginar.

Raro es dar con alguien a quién no le gusten las croquetas, y aunque nuestras favoritas siempre suelen ser las caseras y tradicionales de mamá o la abuela, no hay que desdeñar otras propuestas, y que mejor oportunidad que la que nos brinda el Día Internacional de la Croqueta que se celebra este próximo sábado 16. Aquí te proponemos las 10 mejores que puedes encontrar en Madrid.

La Sagrada Fábrica

La Sagrada Fábrica

Si echas de menos la croqueta de toda la vida aunque con una ligera variación, las que ofrecen en La Sagrada Fábrica (Calle Ponzano, 74) te encantarán, con sabores muy reconocibles como el pollo, el jamón ibérico o los boletus. Por ocho euros, tendrás un mix de todas ellas para maridar con la cerveza que prefieras, si bien te recomendamos la Winter Ale, la especial de invierno de La Sagra con aroma de anís y miel, una tostada de toque caramelizado y dulzón que servirá de contrapunto al de las croquetas, que destacan por su cremosidad y suavidad en boca.

Solo de Croquetas

Solo de Croquetas

En la Avenida Reina Victoria, 15 (aunque con otro local en Echegaray, 5) está Solo de Croquetas, un espacio dedicado en exclusiva a esta maravilla culinaria donde las hacen y sirven de todos los ingredientes que se te puedan ocurrir. Entre las de carne, las tienen de cachopo, de callos, de picadillo de chorizo y hasta de cocido montañés. De pescado destacan las de paella de marisco, bacalao al ajoarriero o de txipirones en su tinta, mientras que las de queso ofrecen un sabor y aroma inigualable como las de rulo de cabra con pimiento caramelizado o de provolone con tomate seco y orégano.

También tienen croquetas veganas, sin lactosa, sin gluten, una vegetariana como la de boletus con trufa y hasta croquetas dulces con sabor a tiramisú, crema catalana, oreo con chocolate blanco, cheesecake de mango o frambuesa y brownie o arroz con leche. En su página web, puedes encontrar además información para recibirlas a domicilio e incluso especiales para tu perro o gato, con ingredientes naturales y algunas recomendaciones y consejos pensando en ellos.

Candela Madrid

Candela Madrid

Desde que abrió sus puertas, hace apenas unos meses, Candela Madrid se ha convertido en la referencia gastronómica del barrio de Hispanoamérica. Situado en la calle Uruguay 1, Candela Madrid ha apostado por desarrollar el tradicional concepto de casa de comidas. Su apuesta es clara: recuperar sabores, recetas y costumbres de siempre.

Y es que comer en Candela Madrid es retroceder en el tiempo y volver a aquellas tabernas en las que imperaba el mimo al buscar el mejor género del mercado y cocinarlo con calma, sin prisa, con el único objetivo de sacar el mejor partido a un producto ya de por sí es bueno. Es volver a saborear, por un instante, esos platos que, con tanta dedicación, preparaba tu abuela. Y, ¿qué mejor forma de recordar la cocina de una abuela que con unas croquetas? Las de Candela son sublimes, de jamón, completamente caseras y con una textura que te hará querer repetir.

Ronda 14

Ronda 14

¿Imaginas fusionar la comida peruana, japonesa y asturiana? En un primer momento, puede sonar raro, ¿verdad? Esa es, sin embargo, la deliciosa apuesta de Ronda 14, un restaurante en el céntrico barrio de Salamanca que trae a la mesa lo mejor de tres mundos tan dispares, pero que, a la vez, que se complementan asombrosamente bien.

Desde que abriera sus puertas el Ronda 14 madrileño hace cinco años no ha parado de colgar el cartel de lleno noche tras noche y turno tras turno. Influyen su ambiente animado y bullicioso, su servicio ágil, alegre y atento y una cuidada oferta etílica que apuesta por vinos por copas, referencias curiosas de edición limitada y cócteles con pisco. Y para acompañar las bebidas, ¿qué mejor que unas croquetas? Las de Ronda 14 son espectaculares, de jamón, con un sabor que jamás olvidarás. ¡Irresistibles!

Rocacho

Rocacho

A solo un paso del Eurobuilding se encuentra Rocacho, un restaurante que, desde su apertura hace tres años, se ha consolidado como uno de los asadores modernos imprescindibles en la capital. Pero este templo para carnívoros es, ante todo, un referente de la cocina tradicional de culto al producto y de la sencillez frente a la complejidad técnica.

Su croqueta es una de las estrellas de su carta. Grande y generosa, su croqueta de cecina de buey es cremosa y con un rebozado perfectamente conseguido, con un sabor que perdura en el paladar. No dejes de probarla.

Sagrario Tradición

Sagrario Tradición

Incluso en estos tiempos, o sobre todo en ellos, hay que perseguir los sueños, confiar en la intuición y atreverse con los cambios. A Nicolás Marcos, viticultor independiente y cocinero, estos últimos no le dan miedo. Sagrario Tradición es su nuevo restaurante en Madrid, una casa de comidas con vocación gastronómica y alma de wine bar; sí, en plena pandemia. El nombre de Sagrario no remite a ninguna mujer, sino a su acepción de «lugar donde se reservan y custodian las cosas sacras», como un tabernáculo que encierra la magia y fomenta el rito. Y el apellido Tradición deja clara la orientación de la oferta: cocina clásica española en fondo y forma y, al mismo nivel de importancia, una carta de vinos única.

Y no hay mejor forma de juntar la magia y la tradición que con una buena croqueta. En este caso, de cecina con entraña de vaca. ¡Deliciosas!

Zoko Valdemarín

Zoko Valdemarín

De origen gaditano, Grupo Zoko desembarcó en Madrid hace casi cuatro años dispuesto a acabar con el déjà vu constante que había empezado a vivir la hostelería tanto a nivel estético como culinario. Su primer proyecto en la capital, Zoko Retiro –segunda sucursal del establecimiento primogénito del grupo en Zahara de los Atunes–, abanderó el concepto de glamour canalla con una puesta en escena disruptiva y una propuesta gastronómica desenfadada, divertida y asequible, aunque basada en una materia prima de primera categoría.

Ahora, en un momento especialmente difícil para el sector, sus cuatro socios se atreven a replicar en el barrio de Valdemarín el ambiente alegre, el look de garaje, el culto a Bowie y a los Stones y la cocina intuitiva y creativa de Zoko Zahara y Zoko Retiro, incluyendo algunas de sus especialidades más icónicas –como la Pornografía de atún o los tacos de camarón– y, cómo no, de sus alucinantes croquetas de atún con leche de coco. Un must que te arrepentirás de no probar.

La Maruca

La Maruca

Paco Quirós y Carlos Crespo, artífices del Grupo Cañadío –La Maruca, Cañadío, La Bien Aparecida y La Primera–, han abierto un nuevo local en la zona norte del Paseo de la Castellana, al número 212, a ese cogollito entre Concha Espina y Félix Boix que ha sido cuna de muchas de las grandes mesas de la capital, para volver a dotarlo de ambiente y glamour.

A Paco Quirós y Carlos Crespo los avalan cerca de 40 años de experiencia en hostelería y la innegable solvencia culinaria de sus diferentes enseñas. Su máxima es «que el cliente repita y para ello –afirman– lo primero es ofrecerle regularidad». Así, la propuesta de La Maruca se basa en una cocina honesta, de producto, con elaboraciones caseras muy bien trabajadas y recetas que, pese a estar de plena actualidad, nunca pasan de moda.nEntre estas recetas se encuentran sus maravillosas croquetas de carne de cocido, que te harán revivir tu infancia con ese sabor que solo un verdadero artesano es capaz de conseguir.

Berlanga

Berlanga

El gusto del madrileño por el arroz, vinculado tradicionalmente a la reunión familiar, al fin de semana y a las largas sobremesas, se ve ahora correspondido con un nuevo proyecto consagrado a esta especialidad. Se trata de un restaurante con vocación culinaria de casa de comidas e impronta cultural, pues lleva el apellido de su artífice, José Luis García Berlanga, cocinero autodidacta y primogénito de Luis García Berlanga, uno de los principales referentes del séptimo arte en nuestro país.

Pero no solo ofrecen arroces de impresión. Berlanga también cuenta con una cuidada selección de entrantes entre los que destacan sus croquetas de jamón. Cremosas, que se deshacen en la boca y con un sabor intenso. ¡Imprescindibles!

Premiata Fornería Ballarò

Premiata Fornería

 Premiata Forneria Ballarò se ubica en la calle Santa Engracia 90, a la altura de Ponzano, en esa zona de Chamberí que concentra la ‘little Italy’ de la capital. Nació hace cinco años de la mano de un veterano equipo formado por el chef palermitano Angelo Marino (creador de La Taverna Siciliana) y Rafa Vega (exdirectivo del mundo del marketing y fundador de otro mítico italiano, Più di Prima), que se aliaron como socios cuando Angelo ya regentaba su Mercato Ballarò, hoy considerado como uno de los grandes comedores italianos en Madrid.

Su apuesta por la croqueta es novedosa. En concreto, ofrecen las arancinette, una suerte de croquetas de arroz rellenas de carne, queso y salsa pomodoro y posteriormente fritas, que suelen tomarse a cualquier hora del día. Crujientes por fuera, pero con un sabor intenso y contundente, son una verdadera sorpresa para el paladar, más acostumbrado a las clásicas. ¡Sublimes!

Publicado por
Barbara Baron
Ir a la página de inicio