Quantcast

El automóvil pide un Renove que ofrezca 1.000 euros de ayuda

El sector español del automóvil en pleno ha solicitado un Plan Renove que ofrezca 1.000 euros de ayuda para la compra de un vehículo de combustión y no 400 euros como en la actualidad, y ha criticado la “dicotomía” del Gobierno ya que, a su juicio, dentro del Ejecutivo existen dos modelos, uno que apuesta por automóviles electrificados, ‘cero emisiones’ y digitalizados y otro que “no quiere coches”.

Así lo han señalado en una rueda de prensa conjunta en la que han participado el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, la presidenta de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), María Helena Antolin, el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, y el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Raúl Palacios.

En este sentido, Pérez ha puesto en valor el lanzamiento del Plan Renove, sin embargo, ha lamentado que las cantidades ofrecidas distaron “mucho” de lo que el sector había propuesto. “Los 400 euros no han incentivado suficientemente al cliente”, ha asegurado, por lo que ha pedido que los fondos sobrantes del plan de este año se mantengan para el año que viene y que se incrementen los incentivos.

Así, ha solicitado que el Gobierno debería incrementar de 400 a 1.000 euros la subvención por la compra de un coche de combustión y los fabricantes pasar de poner también 400 euros a 1.000 euros.

Por su parte, De los Mozos ha reivindicado que el sector está comprometido con la descarbonización, pero ha lamentado que las señales que se envían a los puntos de decisión de las compañías que fabrican en España son “preocupantes”.

Por ello, ha solicitado un modelo “claro” para el sector y ha criticado la “dicotomía” del Gobierno, ya que, según él, unos ministerios defienden la descarbonización y la electrificación de la movilidad, mientras que otros “no quieren coches”. En este sentido, ha defendido la labor de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y ha insistido en la importancia de que haya “una voz” que lidere dentro del Ejecutivo.

Todos han solicitado que la Mesa de la Automoción cumpla su papel de interlocutor “único y eficaz”, liderada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y con la participación de los restantes ministerios y administraciones, además del sector y de los agentes sociales.

Entre otras peticiones, De los Mozos ha destacado la necesidad de que el impuesto de matriculación debería modificar sus tramos en 2021 con la entrada de la nueva normativa europea de emisiones WLTP, ya que, de no hacerlo, el precio de los vehículos subirá en unos 800 euros.

Una petición a la que se han sumado también el resto de los participantes en la rueda de prensa, como Pérez, que aseguró que de no modificarse dicha tasa, los concesionarios perderán hasta 18.000 puestos de trabajo en 2021, debido a que dejarán de venderse hasta 110.000 vehículos.

Desde el sector han lamentado que los planes prometidos por el Gobierno no se han puesto en marcha o lo han hecho de forma “ineficiente”, lo que no permite la “imprescindible” recuperación del mercado y de la producción.

“Un 5% es el anuncio y un 95% es la implementación”, han reivindicado, tras criticar que esta medida “no es efectiva”, ya que, por ejemplo, en el caso del Plan Moves los fondos en Madrid y Cataluña se agotaron en las primeras semanas, mientras que en otras comunidades todavía sobra dinero.

María Helena Antolin ha puesto el foco en la importancia de la investigación y el desarrollo y de incrementar la competitividad de la industria española frente a otros competidores. Por eso, ha insistido en la necesidad de una reducción fiscal en el ámbito de la innovación.

También ha subrayado que el sector está comprometido con la digitalización y la descarbonización, algo en lo que ha estado de acuerdo Palacios, que ha destacado que, a pesar de que las ventas de coches eléctricos son positivas, “hay que verlas con perspectiva”, ya que es necesario triplicar el parque actual de coches ‘cero emisiones’ para cumplir los objetivos.

Por ello, el presidente de Ganvam ha asegurado que medidas como el Plan Renove y el Moves deberían ser “estructurales”, con continuidad en el tiempo y además “más eficientes”, para no frenar la electrificación.

Así, ha explicado que los fondos destinados a la puesta en marcha de puntos de carga se agotan mucho antes que los utilizados para la compra de automóviles debido a que hacen falta más electrolineras.

De cara a 2021, el sector ha subrayado la dificultad para hacer previsiones, aunque esperan un mercado de unos 900.000 vehículos, “extremadamente débil”, o que hará “muy complicado” que los fabricantes y los concesionarios se animen a invertir en España.