Quantcast

10 genialidades para hacer “chuletas” en los exámenes

Para los estudiantes cualquier modo de hacer chuletas puede ser bueno, especialmente para los más rezagados a los que les cuesta mucho aprenderse el temario de una asignatura. Si nunca sabes cómo puede ser el mejor modo de hacerte una chuleta sin que ello conlleve que seas descubierto, toma buena nota de todos estos pequeños trucos que quizá te lo permitan.

Recuerda que a la hora de hacerse chuletas la imaginación toma el poder y que hay que dar alguna que otra vuelta para idear un sistema eficaz, discreto y que puedas consultar fácilmente con tal de no tener problemas y que seas descubierto.

En el refresco

refres

Si te permiten tener cualquier tipo de refresco encima de la mesa, la etiqueta será tu mejor aliada. Modifica a través de tu ordenador el texto de la misma y ponte en ella la lección o los temas más peliagudos que no terminas de aprender.

Consultar el temario será tan sencillo como coger el bote y ponerte a mirarlo como si de tu refresco real se tratara. Nadie sospechará nada y tú conseguirás tu propósito.