Quantcast

Algunos consejos para conducir de forma segura con hielo y nieve

Reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad, no aproximarse a los interiores de las curvas o no frenar ni acelerar de forma brusca son algunos de los consejos para conducir con hielo o nieve.

Según ha destacado Doppo by Zurich, la plataforma digital de seguros de coche, durante los meses de invierno es probable que los conductores se encuentren ante las dos situaciones más extremas que existen en la carretera: el hielo y la nieve.

“Lo primero que debemos tener en cuenta es qué tipo de condiciones meteorológicas nos vamos a encontrar en el trayecto que nos disponemos a realizar, con el objetivo de determinar si es aconsejable mantener nuestro plan o es más seguro posponer el viaje”, ha subrayado la firma.

Si al final se realiza el trayecto, Doppo by Zurich recomienda mantener las revoluciones por minuto del motor entre 1.300 y 2.500 con la marcha más larga posible y sostener la dirección lo más recta y suave posible en el caso de encontrarse con hielo o nieve en la carretera.

Además, si se produce sobreviraje de la parte trasera, el conductor debería girar el volante en sentido contrario, mientras que si sobrevira la parte de delante, lo recomendable es desacelerar y girar ligeramente el volante hacia la trayectoria del vehículo.

La mayor diferencia de conducir con hielo o nieve es que esta última también reduce la visión, por lo que se recomienda utilizar luces de cruce y, en caso de que no fuera suficiente, también las antiniebla.

Asimismo, las cadenas son “imprescindibles” a la hora de aumentar la fiabilidad del coche en este tipo de situaciones. Entre los tipos de cadenas, con las metálicas se recomienda no superar los 40 kilómetros por hora, mientras que las fundas de tela permiten llegar a los 50 kilómetros por hora.

Las cadenas semiautomáticas están formadas por una parte fija que va instalada en las llantas y otra parte móvil que se instalan según las condiciones del asfalto, mientras que las cadenas de red son parecidas a las de tela, pero la funda está formada por una red de cables de plástico.