Quantcast

Sánchez insta al nuevo presidente del Eurogrupo a “trabajar codo con codo” tras lamentar la derrota de Calviño

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mandó desde Vitoria un “abrazo” a Nadia Calviño después de que España se haya quedado a un voto de alzarse con la presidencia del Eurogrupo, e instó al vencedor, el irlandés, Paschal Donohoe, a trabajar «codo con codo» por la recuperación económica de la zona euro.

Desde un mitin de los socialistas vascos, que comenzó con retraso por la votación del Eurogrupo, el presidente hizo referencia a la “importante” votación de esta tarde en la que España había presentado la candidatura de Calviño para ese puesto «importante». “Necesitábamos 10 de los 19 votos y, desgraciadamente, nos hemos quedado a uno de la mayoría de tener a una mujer socialista de España al frente de la presidencia del Eurogrupo”. “No ha podido ser”, lamentó Sánchez.

“Desde aquí le mando un abrazo a Nadia Calviño, que es una extraordinaria vicepresidenta económica” y, acto seguido, reconoció el “triunfo” al ministro de economía irlandés, Paschal Donohoe. “Lo más importante es que empecemos a trabajar ya, codo con codo, para que la próxima semana Europa dé una respuesta de las dimensiones y de la envergadura que tenemos respecto a la crisis social, económica y sanitaria por delante”.

Tras las palabras de Sánchez, fuentes de La Moncloa ahondaron en la idea de que Calviño era una “gran candidata” y es “una magnífica vicepresidenta económica para lograr la reconstrucción europea tras la pandemia y que nadie se quede atrás”. Desde el Ejecutivo están “muy orgullosos de su trabajo infatigable para consolidar la economía española y garantizar el futuro de la Unión Europea”.

Al término del acto de partido, el jefe del Ejecutivo publicó un mensaje en Twitter ensalzando a la vicepresidenta económica. «Europa necesita del aporte y liderazgo de personas como tú, Nadia. Es un orgullo contar en el Gobierno con tu infatigable trabajo para consolidar la economía y garantizar el futuro de la UE». Así, y tras felicitar nuevamente al nuevo ministro irlandés, Sánchez aposto por trabajar «juntos en una reconstrucción justa e inclusiva».

El presidente se había volcado en lograr este puesto y, según fuentes gubernamentales cuentan a Servimedia, lamenta que sólo les ha faltado un voto, confirmándose así los temores iniciales con los que afrontaban la votación.

“O sale en primera votación o está muy difícil” porque en la segunda vuelta la “incertidumbre” era mayor. De hecho, Calviño ha tenido los mismos nueve votos en las dos votaciones, frente a las cinco iniciales del irlandés que, una vez retirado el luxemburgués, sumó los cinco apoyos que recabó el liberal Pierre Gramegna, que le han dado la victoria final.

SERVIMEDIA