Quantcast

Autismo España, «muy satisfecha» con el proyecto de reforma legal para acabar con la incapacitación judicial por motivo de discapacidad

El director general de Autismo España, Jesús García Lorente, calificó este miércoles de «paso histórico» la aprobación ayer del anteproyecto que reformará la legislación civil y procesal para reforzar la capacidad jurídica de las personas incapacitadas por razón de discapacidad.

En declaraciones a Servimedia, García Lorente se mostró «muy satisfecho» y destacó el gran número de leyes que esta «ambiciosa reforma» implica modificar, tales como el Código Civil, la Ley Hipotecaria, la de Enjuiciamiento Civil, la de Jurisdicción Voluntaria y la del Notariado, entre otras.

En su opinión, representa «un avance decisivo en la garantía de los derechos de las personas con discapacidad», al poner fin a la incapacitación judicial completa y en su lugar apostar por la libre toma de decisiones de los interesados, a quienes se habrán de garantizar los apoyos necesarios para tal fin.

“Llevamos muchos años esperándolo y estamos muy contentos», confesó. Asimismo, subrayó el «gran trabajo» realizado por el Comité español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y por todo el sector de la discapacidad en la elaboración de esta normativa, que implica «poner al día la legislación española para cumplir con la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad».

MÁS CONCRECIÓN

Pese a todo, García Lorente echó en falta «una mayor concreción» a la hora de explicar «cómo se van a prestar y cómo se van a financiar los apoyos que la ley contempla».

«Está muy bien que se recoja esa previsión», concedió, pero si no «se garantiza una financiación suficiente y no se aclara como se van a prestar esos apoyos, al final será un derecho reconocido sobre el papel pero durmiente».

Propuso que una posibilidad sería que la norma recogiese la obligación de elaborar un plan de apoyos que el Ejecutivo y las comunidades deberían acordar con las entidades representativas del Tercer Sector.

«Nosotros estamos dispuestos a ayudar al Gobierno en todo lo que precise para diseñar los apoyos más adecuados a las necesidades de las personas con autismo, que lógicamente no serán exactamente iguales que los que puede precisar una persona con discapacidad intelectual o alguien con parálisis cerebral», explicó.

Si la ley incluye «este plan y un compromiso claro de financiación», la prestación de los apoyos para decidir libremente «estará mucho más asegurada». Por eso, avanzó su intención de presentar enmiendas para que la reforma, que ahora inicia su trámite parlamentario, incorpore estas mejoras antes de su aprobación definitiva. «Así tendríamos un texto mucho más garantista y mejor que el actual, que aún así, representa un logro sin paliativos en la defensa de los derechos de este colectivo», concluyó.

SERVIMEDIA