Quantcast

La POP analiza con expertos el procedimiento a seguir por personas de riesgo expuestas al Covid-19 para acceder a la baja por IT

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) analizó con expertos la actualización del protocolo de actuación del Ministerio de Sanidad, dirigido a los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición a la Covid-19, durante su último podcast.

Durante el diálogo, la directora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), María Gálvez, aseguró que “en el nuevo documento, se han incluido tres patologías para considerar al trabajador especialmente sensible frente a la Covid-19: la insuficiencia renal crónica, la enfermedad hepática crónica severa y la obesidad mórbida”.

“Dos de estas patologías se habían eliminado sin ninguna explicación, dejando fuera a personas de riesgo y, desde la POP, habíamos reclamado que se volvieran a incluir por lo que nos alegramos de que, finalmente, haya sido así”, explicó la directora.

Durante la conversación, en la que intervinieron el presidente de la Sociedad Española de medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), Salvador Tranche, y el responsable del grupo de trabajo de promoción de la salud de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (Aeemt), Guillermo Soriano, se abordó la protección laboral para pacientes crónicos, teniendo en cuenta los cambios más recientes en el ‘Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición a la Covid-19’.

Por su parte, Soriano indicó que “lo primero que debe hacer el paciente es poner en conocimiento de su empresa su estado de vulnerabilidad, de tal forma que la compañía lo pondrá en conocimiento del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales”.

En este momento, “el médico del trabajo evaluará la patología concreta y el estado funcional de la misma, el nivel de riesgo que puede tener el puesto de trabajo y las tareas que esa persona desempeña y, por último, valorará qué medidas preventivas está adoptando su empresa”.

Tal y como expuso Soriano, una vez hecho esto, “se determina si la persona es vulnerable y si no se pueden adoptar medidas para garantizar su salud, se le podrá dar una incapacidad temporal mientras dure la pandemia”.

Por su parte, Tranche aseguró que la mayor parte de las bajas se están dando en “pacientes con enfermedad crónica que están descompensados o, por otro lado, en pacientes que están compensados, pero con riesgo elevado, por ejemplo, aquellos que están recibiendo tratamiento inmunosupresor, o contra el cáncer o quienes por su propia condición son autoinmunes”, indicó aportando algunos ejemplos. “En esos casos, el riesgo es muy elevado y es conveniente darles una incapacidad temporal”, finalizó.

SERVIMEDIA