Quantcast

Cermi Mujeres lamenta la mayor vulnerabilidad de las mujeres y niñas con discapacidad ante los efectos de la pandemia

La Fundación Cermi Mujeres (FCM) lamentó este miércoles la mayor vulnerabilidad de las mujeres y niñas con discapacidad ante los efectos de la pandemia del Covid-19, aunque ha trasladado un “mensaje de esperanza” para comenzar a pensar en la “reconstrucción”.

Así lo expuso la vicepresidenta ejecutiva de la entidad, Ana Peláez Narváez, durante la inauguración del ciclo ‘No estás sola’ que durante los próximos miércoles celebrará un webminario para abordar cuestiones que afectan a las mujeres y niñas con discapacidad, así como a las madres y cuidadoras.

Son seminarios virtuales abiertos a las mujeres con discapacidad que deseen participar, de cualquier organización, tanto de España como a nivel internacional. Este primer encuentro contó con más de 200 inscritas.

Ana Peláez denunció que la población femenina con discapacidad sufre riesgos añadidos, además de otros elementos como la asunción de más tareas de cuidados, mayor exposición a la violencia y abusos, dificultades de acceso a los servicios sanitarios o la pérdida del empleo, entre otras cuestiones que la propia ONU ha puesto ya de relieve.

“Muchas asumís tareas de cuidado que antes no hacíais, habéis perdido vuestro trabajo o tenéis tratamientos por enfermedades crónicas que necesitáis seguir manteniendo, pero este es un espacio de encuentro entre todas”, aseguró la vicepresidenta ejecutiva de Cermi Mujeres a las presentes.

Tras la intervención de Ana Peláez, representantes de organizaciones de discapacidad expusieron la labor que se está realizando desde sus entidades para acompañar y apoyar a las personas con discapacidad, en general, y a las mujeres y niñas con discapacidad y sus familias, en particular.

ACCESIBILIDAD DE LA INFORMACIÓN

Desde la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), Alba Prado, criticó la falta de accesibilidad de la información que soportan en muchos ámbitos las mujeres sordas, lo que, según expuso, supone ahora problemas y riesgos añadidos. Así, indicó que, sin accesibilidad, no se puede pedir ayuda en situaciones de violencia o no se puede acceder al conocimiento que otras personas sí pueden tener sobre los Expedientes de Regulación Temporal de Emploe (ERTE), entre otros asuntos.

Por su parte, Marta Valencia, de la Confederación Estatal de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) y de la Confederación Estatal de Mujeres con Discapacidad (Cemudis), comentó que están trabajando para que las mujeres con discapacidad puedan “acceder a los recursos que necesiten” y, “si sufren violencia, puedan salir de ella”.

Mientras, desde Plena Inclusión, Maribel Cáceres, mostró su preocupación por que las mujeres con discapacidad que sufren violencia no estén pidiendo ayuda en el contexto actual.

POLICÍAS DE BALCÓN

Además, Cristina Paredero, representante también de esta organización, criticó la “discriminación” que las personas con trastorno del espectro autista (TEA) están sufriendo durante las salidas terapéuticas en el confinamiento. De esta forma, reprobó algunas situaciones de discriminación “de la denominada policía de balcón”. Igualmente, denunció que “las mujeres con discapacidad son todavía más juzgadas que los hombres con discapacidad”, pues se da por hecho que “nosotras estamos más acostumbradas a hacer vida en casa”.

En representación del Cermi Estatal, su directora ejecutiva, Pilar Villarino, advirtió de que “vivimos no sólo una crisis sanitaria, sino social, que, como siempre, sufren de manera más intensa las personas con más factores de riesgo de exclusión”. Asimismo, subrayó la “unidad” del sector de la discapacidad para desplegar su labor de incidencia política durante la pandemia para denunciar las situaciones de discriminación de las personas con discapacidad y plantear a las administraciones propuestas de mitigación.

También intervino la coordinadora de Cermi Mujeres, Isabel Caballero, quien agradeció, al igual que Ana Peláez, la participación de las mujeres conectadas al webminario. Destacó que la “principal preocupación” de la entidad desde el primer momento ha sido las situaciones de violencia en el hogar”, al tiempo que recordó que desde la entidad se puede pedir información sobre las vías de denuncia o para reclamar ayuda. Para ello, explicó que se encuentra a disposición de todas las que lo precisen el correo ‘[email protected]’, además de consultar información a través de su página web (‘www.fundacioncermimujeres.es’).

Por último, en el turno de intervenciones de las asistentes se abordaron cuestiones como la vulnerabilidad añadida de las mujeres con discapacidad psicosocial, la necesidad de que los datos que se recaben tengan en cuenta la variable de discapacidad y género y la importancia de visibilizar la violencia de género durante el confinamiento.

SERVIMEDIA