Quantcast

La Fad lanza una campaña en redes sociales para sensibilizar a los jóvenes sobre riesgos del juego con dinero y apuestas ‘online’

La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) lanzó este lunes una campaña en redes sociales que mantiene el eslogan y estética de la campaña ‘Defiende lo obvio’ puesta en marcha en enero pero adaptando los mensajes y los canales para, en esta ocasión, dirigirse a los jóvenes de 14 a 18 años para alertarles en estos momentos de confinamiento sobre los riesgos que entraña que jueguen con dinero y apuesten ‘online’ como una forma de ocio más.

Según la FAD, jugar y apostar con dinero real es una conducta «plenamente integrada» en el ocio de los jóvenes españoles de 18 a 24 años, en concreto, una opción de ocio y entretenimiento que incluso sustituye a otras como el cine.

«Lo hacen en grupo y aunque se trata de un comportamiento eminentemente masculino, ellas comienzan a hacerlo por imitación», indicó la entidad en un comunicado.

Asimismo, alerto de que no perciben ningún tipo de riesgo en esta conducta, que confiesan haber iniciado cuando eran menores, y además consideran las pérdidas derivadas del juego como “un gasto de ocio más”, según las conclusiones del estudio ‘Jóvenes, juegos de azar y apuestas’ realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de FAD gracias al apoyo de la Delegación de Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

Por este motivo, la FAD ha puesto en marcha en redes sociales (Youtube, Facebook, Twitter e Instagram) esta campaña de sensibilización social, dirigida específicamente a jóvenes de 14 a 18 años, que trata de alertarles sobre los riesgos a los que se enfrentan cuando apuestan.

Riesgos que para la entidad van más allá de la ludopatía -que afecta en torno a un 2,10% de los y las menores, según el ‘Estudio sobre y juego y prevalencia de adicción al juego de niños, niñas y adolescetes’ de 2016- y que son, por ejemplo, la ansiedad, el nerviosismo, la irritabilidad o el insomnio; las malas relaciones familiares por mentiras o pequeños hurtos; o problemas de rendimiento escolar o de absentismo. Estas son las consecuencias de un juego problemático que, según ese estudio, afecta en torno a un 18% de los escolares de 14 a 19 años.

CAMPAÑA DIGITAL

Diseñada por la agencia Arnold, la campaña mantiene el eslogan y estética de la campaña ‘Defiende lo obvio’ lanzada en enero por la FAD a la población general pero adaptando los mensajes y los canales a los más jóvenes. Esta iniciativa estará activa durante los próximos meses y está formada por distintas piezas digitales y la web de ‘Defiende lo obvio’.

La directora general de la FAD, Beatriz Martín Padura, asegura que “en estos difíciles momentos de confinamiento nos preocupa que el juego con dinero y las apuestas ‘online’ en menores aumente y cree problemas de ansiedad, insomnio, deudas o malas relaciones familiares».

«Ya sabíamos que esta práctica se ha convertido en parte del ocio juvenil y por eso lanzamos una campaña dirigida a población general en enero. Pero ahora queremos dirigirnos directamente a los adolescentes y jóvenes para tratar de que sean conscientes”, añadió.

PREVALENCIAS Y MENORES

Por otro lado, la FAD pone de manifiesto que el aumento y normalización de esta práctica se ha confirmado en la Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (Estudes) -recientemente publicada por la delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas- en la que se confirma que en dos años –desde 2016 a 2018- han aumentado casi cuatro puntos porcentuales el número de jóvenes entre 14 y 18 años que han jugado con dinero ‘online’ y casi 10 puntos quienes lo han hecho presencialmente.

Según esta encuesta, concretamente, se ha pasado de dos a tres de cada 10 chicos adolescentes que han apostado de forma presencial (21,6% en 2016 y 30,7% en 2018) y de ser el 5,4% al 15,3% de las chicas de 14 a 18 años. En cuanto a las apuestas deportivas, el póker y otros tipos de juegos que se realizan en línea, ha aumentado de 10,2% a 17,4% el número de chicos y de 2,5% a 3,6% el de chicas.

SERVIMEDIA