Quantcast

Plena Inclusión y Aedis piden medidas específicas para ayudar a los Centros Especiales de Empleo de personas con discapacidad intelectual

Plena Inclusión España y la patronal de entidades sin ánimo de lucro Aedis pidieron este sábado «medidas concretas y específicas» para apoyar a los Centros Especiales de Empleo (CEE) del impacto de la crisis sanitaria y económica causada por el coronavirus.

Su demanda está en línea con las reivindicaciones del sector de la discapacidad, encabezado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y por la Federación Empresarial Española de Asociaciones de Centros Especiales de Empleo (Feacem). En un comunicado, las dos instaron al Ministerio de Trabajo a aprobar «un bloque de medidas concretas, extraordinarias y urgentes para el ámbito laboral de las entidades que prestan apoyos a las personas con discapacidad intelectual, incluidos los Centros Especiales de Empleo» de iniciativa social.

En su opinión, hacen falta medidas que «den respuesta a la problemática específica del sector ante la situación excepcional provocada por la crisis sanitaria del Covid-19 y la declaración del estado de Alarma».

Entre ellas, propusieron elevar transitoriamente la subvención del Salario Mínimo Interprofesional del 50% al 75% para las personas con discapacidad con especiales dificultades de inserción; financiar el restante 25% (que aporta la empresa) cuando el trabajador se halle en Incapacidad Temporal por aislamiento o contagio del coronavirus, y asegurar el mantenimiento de la condición de Centro Especial de Empleo aunque, por causa de la actual situación, la plantilla no alcance el porcentaje del 70% de personas con discapacidad.

También pidieron garantizar el abastecimiento a los CEE de equipos de protección individual para los trabajadores que por la naturaleza de sus actividades están más expuestos al riesgo de contagio, como los que se dedican a la limpieza de centros, recursos sanitarios y residencias o los que prestan asistencia personal.

Por último, reclamaron el mantenimiento de las subvenciones salariales para seguir con los servicios de ajuste personal y social y desarrollar actividades de reconversión o recuperación de la actividad, y la creación de un fondo de contingencia específico, vinculado al mantenimiento de empleo y dirigido a equilibrar el presupuesto para paliar las deficiencias financieras provocadas por la crisis sanitaria actual.

Los CEE son empresas donde al menos el 70% de la plantilla presenta alguna discapacidad igual o superior al 33%. En el caso de los CEE del ámbito de Plena inclusión y Aedis, la mayoría de los trabajadores son personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, un colectivo con gran vulnerabilidad y con especiales dificultades de inserción en el mercado de trabajo.

Según ambas entidades, las prioridades actuales de sus CEE son tres: adoptar las medidas necesarias para garantizar la salud de los trabajadores; evitar en la medida de lo posible la pérdida de empleo de personas con discapacidad, y garantizar la sostenibilidad y viabilidad de los centros en el futuro.

SERVIMEDIA