Quantcast

Trabajo prohíbe despedir por causas objetivas ante la crisis sanitaria y revisará todos los ERTE

El Consejo de Ministros aprobó este viernes un cambio legislativo para prohibir los despidos por causas objetivas -de fuerza mayor o causas económicas, organizativas, técnicas o de producción-, y la revisión de oficio de todos los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se están presentando por la crisis sanitaria generada por el coronavirus Covid-19.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de carácter extraordinaria, la titular de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, anunció el cambio legislativo junto a otras medidas de carácter laboral para enfrentar el impacto por el coronavirus.

Las empresas no podrán despedir desde hoy, sin carácter retroactivo, por causas objetivas mientras dure la crisis sanitaria, independientemente de que puedan producirse impugnaciones de despidos y los jueces decidan posteriormente si son procedentes, improcedentes o nulos.

Díaz afirmó que “nadie puede aprovecharse de esta crisis sanitaria” y “no se puede utilizar el Covid-19 para despedir”. La ministra justificó que “no tendría sentido despedir cuando el propio Gobierno de España está permitiendo los ERTE, a día de hoy hipersimplificados”.

Además, consideró que “con la excusa del Covid-19 no hay que extinguir los contratos temporales”. Para estos casos, señaló que habrá un “paréntesis”, de modo que estos contratos se interrumpirán si se paraliza la actividad de la empresa y continuarán una vez que se retome la actividad.

“No es necesario despedir a nadie en nuestro país, esta crisis es un paréntesis”, aseveró Díaz, quien pidió “ejemplaridad en las empresas” para que mantengan el empleo por “la cantidad de recursos públicos que estamos vertiendo en el propio sistema”. Reconoció que “muchas empresas” están siendo “ejemplares”.

Otra novedad que anunció la ministra es que se van a revisar de oficio todos los ERTE que se están presentando y aprobando. “En caso de que observásemos que exista algún tipo de fraude, las empresas afectadas tendrán que devolver hasta el último céntimo de euro de lo percibido, incluida la prestación por desempleo del trabajador afectado”, especificó Díaz. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social será dotada con nuevas herramientas para actuar en este sentido.

El Consejo de Ministros también dio luz verde a una simplificación de los ERTE, de manera que mediante un formulario a rellenar por las empresas con los datos básicos de los trabajadores y que se transmita al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), se empezarán a reconocer las prestaciones por desempleo para los afectados “con muchísima rapidez”.

La ministra recordó que la prestación se concederá a cualquier afectado por un ERTE, independientemente de que reúna o no los requisitos para percibirla y no descontará de los periodos máximos de cobro de prestaciones futuras, es decir, se pone el ‘contador a 0’, tal y como se aprobó la pasada semana. Para agilizar los trámites para el cobro del desempleo, se presumirá que el afectado está en alta en el sistema.

Del mismo modo, los socios cooperativistas podrán beneficiarse de la agilización de los ERTE y el resto de ventajas relacionadas.

Preguntada sobre la posibilidad de que las prestaciones por desempleo no se abonen en tiempo por el volumen de trabajo en las oficinas del SEPE, la ministra señaló que “se van a reconocer con prontitud” y “todo el mundo va a cobrar su prestación” el 10 de abril.

SERVIMEDIA