Quantcast

Un cuestionario de CRIS contra el cáncer valora el riesgo de padecer un cáncer asociado a estilo de vida

CRIS contra el cáncer lanza en su web el ‘Oncosaludómetro’ una herramienta diseñada para valorar si los hábitos de vida de los participantes ayudan a evitar los distintos tipos de cáncer relacionados con el estilo de vida. Es un sencillo cuestionario de 10 preguntas en las que se valoran las 5 claves que se deben tener en cuenta para la prevención: peso, tabaco, alcohol, vida activa y alimentación.

Al finalizar, la prueba da una serie de recomendaciones concretas, “basadas en la evidencia científica”, para cambiar tus hábitos y hacer elecciones más saludables en tu vida diaria, según informa CRIS contra el cáncer en un comunicado.

Antes de empezar el cuestionario, la web advierte de que “los contenidos” del sitio web “están destinados únicamente a ofrecer información relevante sobre el cáncer pero no sustituyen el criterio médico”.

El Oncosaludómetro ha sido diseñado por la doctora en Bioquímica y Biología Molecular y Máster en Nutrición, Emilia Gómez Pardo, a partir de las recomendaciones basadas en evidencias científicas del Fondo Mundial para la Investigación en Cáncer (WCRF-AICR).

Esta institución lleva a cabo el ‘Programa de Actualización Continua’, en el que analiza la investigación global de cómo la dieta, la nutrición y la actividad física afectan al riesgo de cáncer, así como a su supervivencia.

“Hemos creído necesario lanzar esta herramienta para concienciar a la población del impacto real que tienen los malos hábitos en la salud. Queremos, de forma sencilla, dar pautas acerca de cómo cambiar esos hábitos con el objetivo de evitar el desarrollo de los tipos de cáncer vinculados directamente al estilo de vida. Para nosotros era esencial que el Oncosaludómetro estuviera basado en evidencias científicas, aportando el rigor necesario a una herramienta de estas características”, explica la directora de CRIS contra el cáncer, Marta Cardona.

“Es vital que las personas conozcan la conexión que existe entre la mala alimentación, la inactividad física y el riesgo de cáncer ya que se estima que uno de cada tres cánceres comunes es evitable a través de una dieta sana, actividad física regular y manteniendo un peso saludable”, señala la doctora Emilia Gómez Pardo. También destaca que seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 150-300 minutos de actividad física a la semana “es esencial”.

SERVIMEDIA