Quantcast

SEO/BirdLife reclama actuar en el delta del Ebro tras inundarse por el temporal

El primer temporal del invierno y uno de los más fuertes jamás registrados en el noreste peninsular ha engullido kilómetros de playas y 3.000 hectáreas de arrozales del delta del Ebro, donde el Mediterráneo ha penetrado hasta tres kilómetros tierra adentro, ante lo cual SEO/BirdLife reclamó que se tomen medidas aguas arriba del río.

Debido a una subida de 70 centímetros en el nivel del mar debido al temporal, en parte por los efectos de la borrasca ‘Gloria’, la práctica totalidad de las playas del delta se ha sumergido, así como la mayoría de los arrozales colindantes, según informó este miércoles SEO/BirdLife.

La situación es más grave en la zona de la playa de la Marquesa, que sufre problemas de regresión histórica y donde los arrozales están situados justo por detrás de un cordón dunar muy débil sin la protección de humedales que mitiguen la subida del nivel del mar por el freático y en momentos críticos absorban parcialmente su entrada directa al romperse la protección natural.

“Los potenciales efectos del cambio climático están ahí, pero el foco de los problemas está en la prácticamente nula llegada de sedimentos -el 99% de los que deberían llegar al delta quedan atrapados en los más de cien embalses de la cuenca- y la extrema reducción de caudales”, explicó Sofía Rivaes, responsable de la Oficina Técnica de SEO/BirdLife en el delta del Ebro.

Rivaes añadió que “apostar por medidas en este territorio obviando lo que ocurre aguas arriba es tirar el dinero al mar” y apuntó: “Es el momento de actuar, pero hay que hacerlo de forma serena y lógica, evitando decisiones precipitadas derivadas de un cierto alarmismo y que puedan desembocar en actuaciones puntuales que no tienen en cuenta la necesaria visión holística de los problemas de base del delta”.

Por su parte, Roberto González, responsable del programa de Aguas de SEO/BirdLife, consideró “absurdo creer que hay un debate”. “El debate no existe: o conseguimos hacer llegar los sedimentos al delta y unos caudales acorde a sus necesidades, o lo perdemos para siempre”.

La organización conservacionista apuntó que gran parte de la solución está en el Esquema de Temas Importantes (ETI), un documento clave en el proceso de planificación hidrológica que está a punto de publicarse su borrador a consulta pública.

Para SEO/BirdLife, es necesaria la entrada de sedimentos y nutrientes al delta con un plan de gestión integral de los sedimentos en la cuenca del Ebro, un régimen de caudales de desbordamiento que permita movilizar sedimentos para que lleguen aguas abajo del Ebro y medidas que aseguren la contención total de la regresión del delta.

También apostó por un régimen de caudales ecológicos para el tramo bajo del Ebro calculado con variables (caudal mínimo, caudal máximo, distribución temporal de los caudales y tasa de cambio) que sea compatible con los requerimientos de los hábitats y las especies de los espacios protegidos del delta y asegure unas descargas que favorezcan la dinámica sedimentaria del ecosistema y la distribución de nutrientes en las aguas de transición y en los ecosistemas marinos próximos.

SERVIMEDIA