Quantcast

El Gobierno constata un clima “cordial y colaborativo” con el nuevo nuncio de la Santa Sede

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, se reunió este miércoles con el nuevo nuncio apostólico en España, Bernardito Auza, en un clima “cordial y colaborativo, en el marco de las relaciones institucionales” entre España y la Santa Sede.

Así lo resaltó el Ejecutivo en una nota tras el encuentro con el embajador del Vaticano después de que Auza entregase sus cartas credenciales al Rey el pasado jueves.

“Las relaciones entre España y la Santa Sede han sido muy fluidas durante los últimos meses, y tanto la vicepresidenta primera como el nuevo nuncio, han mostrado su disposición a seguir trabajando para dar continuidad a la agenda del Gobierno de España en materia de asuntos religiosos para la presente legislatura”, indica la nota de Presidencia, evidenciando un cambio de rumbo en las relaciones con la Nunciatura.

El predecesor de Auza, el italiano Renzo Fratini, dejó el cargo a finales del año pasado después de que el Papa aceptase su renuncia por alcanzar la edad de jubilación preceptiva. Ese relevo coincidió con la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, asunto sobre el que Fratini manifestó que el Gobierno había “resucitado” al dictador.

En su lugar, el papa Francisco eligió al filipino Auza, con experiencia diplomática ante las Naciones Unidas, y que acaba de tomar las riendas de la representación del Vaticano en España en paralelo a la formación del nuevo gobierno de coalición progresista, que cuenta con una marcada política que afectará a la Iglesia.

IBI, INMATRICULACIONES Y EDUCACIÓN

De hecho, este mismo miércoles, antes de la reunión con el nuncio, la vicepresidenta Calvo anunció en una entrevista en la Ser recogida por Servimedia que impulsará un cambio en la fiscalidad de la Iglesia, de manera que abonen el IBI “obviamente” de aquellos lugares no destinados al culto.

A pocas horas de reunirse con el nuevo nuncio, Calvo también avanzó que el Ejecutivo tenía por delante una “propuesta de trabajo que ahora va a empezar”, y que ya avanzó en el anterior mandato a la Santa Sede. Así, en la reunión entre ambos, según anunció Calvo, se habría abordado ese asunto, además de las inmatriculaciones y temas educativos.

La propia Calvo, en la citada entrevista, reconoció que tenía una “expectativa muy positiva” por conocer a Auza, por su trayectoria “muy interesante” en Naciones Unidas y por su “defensa cerrada del multilateralismo y de emplearse a fondo en zonas de conflicto”.

SERVIMEDIA