Quantcast

La Policía Nacional detiene en Málaga a un fugitivo que tomó como rehén a una enfermera para huir de la justicia alemana

La Policía Nacional detuvo en la localidad malagueña de Nerja a un fugitivo ruso sobre el que pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega interpuesta por las autoridades alemanas por un delito contra las personas, toma de rehenes y quebrantamiento de condena.

El detenido se encontraba en prisión en Alemania, y en una salida a un hospital de Gunzburgo, consiguió escapar amenazando de muerte a una enfermera con un cuchillo de fabricación casera que le colocó junto al cuello, motivo por el cual se le impuso una Orden de Detención y Entrega.

Las investigaciones policiales comenzaron en noviembre de 2019, cuando las autoridades tuvieron constancia de que el figutivo podría estar en España junto a otros compañeros que le estarían ayudando en su huida. Finalmente, la Policía Nacional le encontró en Nerja, donde vivía en la mendicidad cambiando permanentemente su lugar de pernoctación.

Las autoridades alemanas le catalogaron como persona armada y violenta, además de ser portador de enfermedades infecciosas contra la salud pública. Su detención se efectuó cuando se encontraba en unas tiendas de campaña en las que convivía sin documentación alguna.

SERVIMEDIA