Quantcast

El temporal histórico por ‘Gloria’ dará paso a lluvias en Andalucía y Extremadura

El primer temporal del invierno por viento, lluvia, nieve y oleaje, debido en parte a la borrasca ‘Gloria’, agota sus últimas horas antes de dar paso a partir de este miércoles a una mayor inestabilidad en el suroeste peninsular, sobre todo Andalucia y Extremadura, donde lloverá debido al acercamiento de una baja atmosférica.

‘Gloria’ ha firmado el peor temporal marítimo nunca registrado en el Mediterráneo occidental, con olas gigantes que en su pico máximo llegaron a superar los 10 metros en varios puntos del mar balear, que comprende un área situada entre Valencia hasta Cataluña incluyendo Baleares.

El temporal ha sacudido esa franja mediterránea y así consta en los datos recopilados por las boyas de Puertos del Estado, organismo perteneciente al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Esos datos, recogidos por Servimedia, indican que el último récord llegó en la medianoche de este martes, cuando la boya del cabo Begur (frente a las costas de Girona) registró 7,85 metros de altura significante del oleaje, una cifra que supone un nuevo máximo desde que la serie histórica de ese lugar comenzara en 2001.

La altura significante del oleaje mide el tercio de las olas más altas durante un periodo de unos 20 minutos y es el parámetro utilizado para estos casos porque el ojo humano sobreestima la altura de las olas. No obstante, Puertos del Estado calcula que en ese momento hubo una altura máxima de 13,28 metros en la boya del cabo Begur.

Este lunes hubo tres récords históricos. La boya de Valencia midió a las 6.00 horas el mayor oleaje jamás registrado en el Mediterráneo occidental, con 8,44 metros de altura significante (unos 13,5 metros de altura máxima). No consta un mayor temporal en esa zona desde que la toma de datos comenzara en 2005.

Según Puertos del Estado, esa altura significante supera el récord anterior en el Mediterráneo occidental, que ostentaba Mahón (Menorca) con 8,15 metros por un temporal ocurrido en enero de 2003.

Otra efeméride llegó este lunes un poco antes, a las 2.00 horas, cuando la boya de Dragonera, situada al oeste de la isla de Mallorca, midió 7,97 metros de altura significante (14,22 metros de altura máxima). La serie histórica se inició en 2006.

Y la boya de Tarragona registró 7,62 metros de altura significante del oleaje a las 13.00 horas (11,41 metros de altura máxima), algo jamás medido desde que este dispositivo comenzara a funcionar en 2004.

MIÉRCOLES Y JUEVES

Por otro lado, uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, comentó este martes a Servimedia que en los últimos dos días se han llegado a acumular más de 370 litros por metro cuadrado en Barx (Valencia) o 270 litros por metro cuadrado en Lluc (Baleares).

La nieve hizo acto de presencia en zonas del noreste peninsular, especialmente en el norte de la Comunidad Valenciana y el sur de Aragón. En Vilafranca (Castellón) se han acumulado más de 80 centímetros de nieve desde el comienzo del temporal.

Del Campo indicó que una baja atmosférica se ubicará a lo largo de este miércoles al suroeste de la península. “Como consecuencia, lloverá en Extremadura, Andalucía occidental y la mitad oriental peninsular. Las precipitaciones podrán ser fuertes o persistentes en el sur de Andalucía, Aragón y Cataluña, donde se podrían acumular en algunos puntos más de 100 litros por metro cuadrado en 12 horas. En el resto del país, posibles lluvias débiles, especialmente en el sureste y ambos archipiélagos”, añadió.

Recalcó que la cota de nieve oscilará este miércoles según las zonas y se situará entre 900 metros en el noroeste y 1.300 metros en el sureste peninsular. Las temperaturas subirán, aunque seguirán algunas heladas en zonas altas. Los termómetros marcarán entre 16 y 18 grados en puntos del sureste, de 11 a 13 en el centro y el noreste, y de 7 a 10 en el noroeste de la península.

Respecto al jueves, Del Campo indicó que “la inestabilidad se concentrará en el suroeste peninsular”, si bien en la primera mitad del día podría haber lluvias intensas en el norte de Cataluña y más débiles en Aragón, puntos de la Comunidad Valenciana y quizás también en Baleares. En el resto del país se esperan intervalos nubosos y posibles lluvias débiles en puntos del sureste.

La cota de nieve oscilará entre los 900 metros en el noroeste y de 1.300 a 1.500 metros en el resto de España. Las temperaturas apenas variarán, si acaso descenderán las mínimas, con lo que las heladas se extenderían al norte y el centro peninsular, siendo más fuertes en el sur de Aragón y el noreste de Castilla-La Mancha.

VIERNES A DOMINGO

A partir del viernes y hasta este fin de semana, Del Campo comentó que la presencia de bajas presiones al oeste de la península continuará favoreciendo las precipitaciones en la vertiente atlántica, especialmente en la mitad occidental peninsular y el sur de Andalucía, donde las lluvias podrían ser fuertes el mismo viernes. El ambiente será más estable en el noreste peninsular.

“Las temperaturas subirán ligeramente, con heladas en zonas del este peninsular y valores diurnos superiores a los 14 o 16 grados en el Mediterráneo, entre 9 y 12 en la Meseta Norte, y de 12 a 15 en la Meseta Sur y el Cantábrico”, concluyó.

SERVIMEDIA