Quantcast

Marín Quemada dejará la CNMC con más de 1.000 millones en sanciones de competencia

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la competencia (CNMC), José María Marín Quemada, destacó este miércoles que, desde su creación, este organismo ha impuesto multas por valor de más de 1.000 millones de euros sólo en el ámbito de defensa de la competencia.

Así se expresó Marín Quemada en la clausura de la décima edición del ‘Spain Investors Day’, donde explicó que a estas multas por competencia se deben añadir otros 400 millones por sanciones relacionadas con infracciones de las leyes de los sectores regulados.

Además, valoró que en estos seis años en los que ha presidido la CNMC se han detectado y desmantelado en torno a 40 cárteles en todo tipo de sectores como los fabricantes de automóviles, derivados financieros, construcción de carreteras, cementos y hormigones, servicios informáticos, electrificación ferroviaria, y muchos casos de manipulación de licitaciones públicas.

A este respecto, se felicitó porque el Tribunal Supremo ha confirmado el 80% de las resoluciones de la CNMC y la Audiencia Nacional ha ratificado más del 73% de las sanciones.

“Estos resultados no nos dejan satisfechos, pero reflejan nuestro esfuerzo por reforzar la solidez de nuestras resoluciones e incrementar la seguridad jurídica de las decisiones”, afirmó Marín Quemada en el que puede ser uno de sus últimos actos públicos como residente de la CNMC ya que su mandato de seis años ya ha vencido.

En esta línea, destacó también que desde hace dos años se han comenzado a imponer las sanciones a directivos previstas en la Ley de Competencia, que, según su punto de vista, “ya han comenzado a tener el deseado efecto disuasorio”.

En cuanto al futuro de la CNMC, consideró “irrelevante” discutir si se debe mantener un único regulador o dividirlo en varios como antes de 2013, aunque sí que advirtió de que el éxito de estos organismos depende de quién los dirija. “Si esas personas son independientes y tienen prestigio no lo querrán perder”, sentenció.

Por último, defendió que “la CNMC es una herramienta poderosa en beneficio de la sociedad, porque, a pesar de las lógicas dificultades, funciona, y funciona bien”. “Si de algo estoy satisfecho, es que hemos puesto la competencia y la regulación eficiente en el radar de las empresas”, añadió.

“La defensa e impulso de la competencia, junto con la regulación eficiente y el respeto de las reglas de juego, son las reformas estructurales más baratas, cuestión importante en un contexto de elevado endeudamiento y de necesaria moderación fiscal”, prosiguió Marín Quemada, antes de concluir que “cuanta más competencia y cuanto mejor regulados y supervisados estén los mercados, mejor le va a ir al ciudadano, a las empresas y a los inversores”.

SERVIMEDIA