Quantcast

Más de 5.000 millones de personas no tienen acceso a servicios quirúrgicos

Más de 5.000 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a servicios quirúrgicos, anestésicos y obstétricos por la inexistencia de infraestructuras sanitarias, según destacaron los expertos en el Simposio de Cooperación Internacional Médico-Qurúrgico celebrado este martes en el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (Icomen).

En el simposio, llevado a cabo por la organización humanitaria ‘Cirugía por la Vida’-La Chaîne de l’Espoir International, se puso de manifiesto que además de la falta de infraestructuras, millones de personas no pueden acceder a estos servicios por la enorme distancia que deben recorrer en algunos países sus habitantes, así como por los costes. Se calcula que 33 millones de personas se arruinan cada año en el mundo al acceder a estos centros médicos.

El encuentro fue inaugurado por el presidente del Icomen, el doctor Miguel Ángel Sánchez Chillón, quien dedicó unas palabras a crear conciencia sobre la desigualdad en la salud global en el mundo. “Los gobiernos de todo el mundo deben ser conscientes que muchas vidas se salvan por la labor de cooperación y voluntariado médico, pero vemos que no es suficiente. Debemos aplicar políticas globales de salud que realmente cubran las necesidades de los países sin recursos”.

143 MILLONES DE CIRUGÍAS

Durante este simposio, se dio a conocer que el 30% de las patologías tienen solución mediante cirugía y anestesia, según la Comisión Global Surgery. En la actualidad y aunque se realizan 266 millones de cirugías en el mundo cada año, sin embargo, serían necesarias 143 millones de intervenciones quirúrgicas más para salvar vidas y prevenir discapacidades.

Precisamente, la doctora Tomasa Centella, cirujana cardíaca pediátrica en los hospitales Ramón y Cajal y La Paz y presidenta de la Comisión Nacional de Cirugía Cardiovascular, centró su intervención en el papel marginal que tiene la cirugía en la salud mundial.

“Debemos tener en cuenta que en estos países se producen el 95 % de los traumatismos más graves, frente al 3,5 % que tienen lugar en los países desarrollados, Es decir ellos tienen más necesidad de ser asistidos y por contra menos recursos quirúrgicos”-y asegura que, “ La cirugía es la hermana pobre de la salud mundial. Lo que queremos denunciar es que durante mucho tiempo hemos dedicado un importante esfuerzo económico a las enfermedades transmisibles, vacunaciones, algo clave para la salud mundial pero nos hemos olvidado del papel de la cirugía”.

Desde 2015 distintos actores sociales se han movilizado para destacar la necesidad de invertir más en cirugía, anestesia y obstetricia en países más pobres. “Hemos asistido a esta petición en la última cumbre de Dubai de 2019 sobre planes de acción e incluso el Banco Mundial ha dejado claro en un informe que destinar más recursos económicos a la cirugía no sólo nos permitirá salvar más vidas, sino que también seremos más coste-eficientes. Dejan claro que con la cirugía se evitarían tres veces más muertes en el mundo que con los planes para erradicar la tuberculosis, malaria y VIH juntos”, añadió la experta.

SERVIMEDIA