Quantcast

La falta de lluvias baja el agua embalsada por primera vez desde octubre

El tiempo estable, soleado y sin lluvias en la mayor parte del país desde las pasadas Navidades tiene ya su traslación negativa en que el nivel de los embalses acaba de descender por primera vez desde el pasado mes de octubre.

La reserva hídrica nacional está actualmente al 56,6% de su capacidad total. Los embalses almacenan 31.480 hectómetros cúbicos (hm3) de agua tras disminuir en 260 hm3 durante la última semana, en la que hubo precipitaciones escasas en la vertiente mediterránea y muy escasas en la atlántica.

El valor máximo se produjo en Barcelona, con 21,1 litros por metro cuadrado, según informó este martes el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Los niveles más altos de agua embalsada en la actualidad corresponden a las cuencas internas del País Vasco (90,5%); el Cantábrico Oriental (84,9%); Galicia Costa (80,6%); el Miño-Sil (78,7%); el Ebro (77,9%); Tinto, Odiel y Piedras (76,9); el Cantábrico Occidental (74,3%); las cuencas internas de Cataluña (73,3%); el Duero (72,6%), y el Tajo (50,3%).

Por debajo del 50% de la capacidad total están la cuenca mediterránea andaluza (49,9%), Guadalete-Barbate (49,7%), el Guadalquivir (45,5%), el Júcar (41,0%), el Guadiana (40,8%) y el Segura (35,4%).

Por otro lado, los pantanos españoles llevaban ganando agua desde finales de octubre, cuando la reserva hidráulica nacional se situó en un 40,3%, lo que suponía cerca de un 25% menos que la media del último decenio.

A partir de entonces se produjeron incrementos semanales de la reserva hidráulica, sobre todo en los días previos al comienzo de las Navidades, cuando el paso de las borrascas profundas ‘Daniel’, ‘Elsa y ‘Fabien’ trajeron un temporal de lluvia, viento y mar a la península y Baleares hasta el punto de que elevaron la reserva de los embalses con la mayor subida semanal desde 2010.

SERVIMEDIA