Quantcast

Acnur pide unos 430 millones de euros para los refugiados de Sudán

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) hizo este martes un nuevo llamamiento en el que apeló a la solidaridad internacional con el fin de recaudar 477 millones de dólares (428,5 millones de euros) durante 2020 para ayudar a más de 900.000 refugiados en Sudán y a los cerca de 250.000 sudaneses que los acogen.

Así se recoge en el Plan de Respuesta para los Refugiados en Sudán presentado este martes en la capital, Jartum, que prevé el desarrollo de actividades humanitarias por parte de Acnur junto con más de 30 socios.

Sudán cuenta con una extensa trayectoria como país de acogida de personas refugiadas y solicitantes de asilo, pero el país también hace frente a su propia situación de desplazamiento interno, con 1,9 millones de personas que han abandonado sus hogares.

Según Acnur, este llamamiento llega en una “coyuntura política histórica en el país”, que necesita de la solidaridad internacional para alcanzar la paz y la estabilidad.

El mayor grupo de refugiados en Sudán lo conforman cerca de 840.000 personas de Sudán del Sur que comenzaron a llegar desde 2013, pero no son los únicos.

Debido a la llegada constante de personas procedentes de la República Centroafricana hacia zonas remotas de los estados de Darfur del Sur y Darfur Central, el número de refugiados ha pasado de algo más de 5.000 a cerca de 17.000 en solo tres meses -desde septiembre de 2019-.

Los refugiados en Sudán, de nueve nacionalidades distintas, se encuentran ubicados en unos 130 emplazamientos repartidos por los 18 estados que conforman el país. Cerca del 70% vive fuera de los campamentos, en aldeas, pueblos o asentamientos.

La mayoría de estos refugiados y solicitantes de asilo habitan en las regiones más pobres del país, donde las comunidades de acogida también se enfrentan a condiciones marcadas por un índice alto de pobreza y pocas oportunidades de acceso a medios de vida.

Si bien las personas refugiadas a menudo se benefician de la generosidad de las comunidades locales que les acogen, la situación ha empeorado por la actual crisis económica en Sudán y la consecuente escasez de recursos, advirtió Acnur.

SERVIMEDIA