Quantcast

CSIF pide al nuevo ministro de Sanidad medidas “urgentes” frente al déficit de plantillas y la precariedad laboral

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclamó este viernes al nuevo ministro de Sanidad, Salvador Illa, un “impulso” político al Sistema Nacional de Salud (SNS) para que se apliquen medidas “urgentes” frente al déficit actual de profesionales y para acabar con las altas tasas de temporalidad en el empleo en el sector.

Así lo demandó a través de un comunicado emitido tras conocerse la designación de Illa como nuevo titular de Sanidad en sustitución de María Luisa Carcedo, en el que también subrayó la situación de “deterioro” que, a su juicio, sufren las plantillas del SNS “incidiendo directamente” sobre los niveles de calidad del sistema.

Por ello, exigió al nuevo ministerio que promueva y coordine ofertas de empleo público anuales para “combatir” la “alta” precariedad laboral en el SNS.

Junto a ello, también solicitó la homologación retributiva entre las diferentes comunidades autónomas; la jubilación anticipada, parcial y voluntaria; la planificación ante situaciones de déficit de personal en especialidades y zonas de difícil cobertura y el impulso a la atención primaria como vía de acceso a la asistencia sanitaria.

Entre otras reivindicaciones, el sindicato insistió en plantear la jornada laboral de 35 horas en todo el territorio nacional así como en la importancia de una “redefinición” del papel del Consejo Interterritorial de Salud para promover la cohesión entre comunidades autónomas y garantizar que los acuerdos adoptados sean “vinculantes”.

Por otra parte, abogó por la reclasificación profesional y, en materia de carrera profesional, también por “tender a la homogeneización” de la acreditación de competencias y su evaluación.

SERVIMEDIA