Quantcast

La DGT lleva al Tribunal Supremo los cursos de recuperación de puntos

La Dirección General de Tráfico (DGT), por medio de la Abogacía del Estado, ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia de la Audiencia Nacional que anula el acuerdo de licitación realizado por este organismo del Ministerio del Interior en 2005 a la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) para que algo más de 200 centros de este sector impartan cursos de sensibilización y reeducación vial para conductores que han perdido puntos en su carné.

La DGT concedió íntegramente a la CNAE en 2005 el primer contrato de gestión de cursos de sensibilización y reeducación vial para la recuperación total o parcial de puntos, antes de que el sistema del permiso por puntos entrara en vigor el 1 de julio de 2006.

Tráfico licitó la gestión de nuevo en marzo de 2015 y dividió la adjudicación del contrato en cinco lotes que agrupan a diferentes zonas geográficas bajo su dominio (toda España salvo Cataluña y el País Vasco, que tienen transferidas las competencias).

La DGT resolvió conceder tres lotes a la UTE formada por CNAE, ETC, Formaster e ITT; uno a la Fundación UNED y la Fundación Invesford, y otro a PONS Seguridad Vial, con lo que ponía así fin al monopolio de la Confederación Nacional de Autoescuelas, pero ésta recurrió, así como otras partes implicadas, como Audica (Asociación Unión para la Defensa de los Intereses Comunes de las Autoescuelas), entidad competidora de la CNAE que ha conseguido que la Audiencia Nacional ponga en cuestión la concesión de los cursos de recuperación de puntos.

La sentencia indica que “el vicio anticompetitivo” del sistema se originó con una concesión administrativa a la CNAE en 2005, lo que “restringe la competencia”, y apunta que ella situación es “directamente contraria” al Derecho comunitario.

«12 AÑOS FUNCIONANDO BIEN»

El director general de Tráfico, Pere Navarro, anunció este miércoles a un grupo de periodistas tras inaugurar una jornada sobre autoescuelas organizada por PONS Seguridad Vial en Madrid que el abogado del Estado “ya ha notificado al tribunal que la Administración va a recurrir la sentencia”.

Navarro alegó que “el permiso por puntos lleva 12 años funcionando bien” y las evaluaciones que realiza la DGT indican que “la gente está satisfecha”, al tiempo que comentó que la concesión a la CNAE, que agrupa a cerca de 9.000 autoescuelas, garantiza que cualquier ciudadano tenga un centro donde recuperar puntos a menos de 30 kilómetros de su casa y que los cursos se hagan como máximo cada dos meses.

“Nos obligan a arreglar lo que funciona en lugar de dedicarnos a arreglar lo que no funciona”, indicó Navarro, antes de recalcar que el sistema está “bien valorado por los alumnos”, pero la DGT se vería obligada a cambiar la concesión de los cursos si el Tribunal Supremo avala la sentencia de la Audiencia Nacional.

La DGT expide anualmente cerca de 600.000 permisos de conducir, mientras que desde 2006 se han impartido alrededor de 200.000 cursos de recuperación parcial o total de puntos a reincidentes, lo que supone un 0,7% del censo de conductores.