Quantcast

¿Por qué es tendencia poder plegar todo tipo de objetos?

Desde hace siglos la facultad de poder plegar todo tipo de objetos ya sea mobiliario, decoración, o cualquier tipo de objeto personal es realmente una ventaja a favor y lo que buscan la mayoría de marcas no sólo para reducir costes de distribución y de elaboración en cada producto, sino también para satisfacer al usuario, aportando una ventaja respecto al resto de productos del mercado y con el beneficio de que cualquier objeto, ocupe menos espacio para cualquier persona.

 

Es por ello, que existen lugares donde se le da prioridad a este tipo de propiedad que se incorpora a los productos como en mundo plegables, donde podemos encontrar un surtido completo de artículos con esta propiedad, y sacar ventaja en cualquier momento en su utilización.

 

Y no sólo se trata de artículos pequeños que se pueden encontrar en cualquier tienda de barrio, sino en productos más sofisticados y costosos que arrasan este verano como carpas plegables, bicicletas eléctricas plegables e incluso kayak plegables.

 

En los medios transporte, la facultad de poder doblar bicicletas, patinetes, e incluso monopatines, cambia por completo la concepción que tenemos del transporte, y con la ventaja de poder desplazarse al trabajo cómodamente ahorrando espacio en nuestras viviendas.

 

En cuanto al mobiliario, la mayoría de estanterías, mesas, y sillas son plegables siendo referentes en el mercado respecto las estructuras rígidas, pudiendo encontrar un gran ejemplo de este tipo de productos, en la multinacional sueca Ikea.

 

Se puede observar, que esta costumbre se está convirtiendo en una tendencia cada vez más alcista, ya que se tiene la necesidad en todo momento de poder plegar y doblar perfectamente todo tipo de artículos y productos.

 

Las actuales compañías trabajan mucho mejor, pudiendo doblar y plegar totalmente los artículos que se venden, mejorando los costes y aportando al usuario final una ventaja, no solo plegándose, sino también en el montaje y desmontaje todo tipo de productos.

 

Además, la mayoría de compradores prefieren productos que se puedan plegar frente a productos con estructura rígida, ganando la batalla del mercado en todo momento, y quedando en cierta medida obsoletos con el tiempo.

 

En los próximos años, se dispondrá en el mercado de productos, que hasta ahora parecían impensables de plegar como televisiones, ordenadores e incluso coches, siendo avances tecnológicos que marcarán una época.