Quantcast

Willy Bárcenas: “Mi padre no es ningún santo, pero no es el Satanás que han pintado»

En solo tres años y medio, al frente del grupo de música pop Taburete, Willy Bárcenas, hijo del extesorero de PP, Luis Bárcenas, ha contribuido a crear un fenómeno fan meteórico que se consolida. El grupo presenta ahora su tercer disco «Madame Ayahuasca».

En el número de octubre de 2018 con el que la revista Vanity Fair celebra su 10º aniversario, la publicación trae a su portada Willy Bárcenas. El cantante asegura que su padre «no es ningún santo», pero tampoco es el «Satanás que han pintado».

“Está condenado por delitos fiscales, recordemos. En ningún caso por corrupción. Yo lo había hablado con abogados y con la familia, pero sobre todo con los abogados. Conversando con ellos, me ponía en esa situación: mi madre absuelta y mi padre con una condena de cinco años. De seis, de siete, de ocho como máximo. Lo que es incomprensible son estas penas que se han querido imponer tratando a mis padres como poco menos que terroristas”, asegura.

Sobre su situación personal reconoce que «claro que te afecta. Yo, en otras circunstancias, sería la persona más feliz del planeta. […] Hay gente que dice que hemos triunfado porque soy el ‘hijo de’. Es que te tienes que descojonar: hemos triunfado a pesar de eso. No nos ha ayudado. ¿Nos ha dado publicidad? Sí, pero no buena”.

Sobre la sentencia, Willy Bárcenas alude a intereses políticos “esa sentencia lo que buscaba era un cambio de Gobierno. Eso es así. Lo mires por donde lo mires. La gente se queda en el exterior. Pero si profundizas, esa sentencia está hecha para tirar un Gobierno. Eso ya ha pasado, con lo que ahora todo puede ser más tranquilo en ese sentido. Ya no debería haber tantos intereses, por eso confío en el recurso al Supremo, porque esas sentencias sé que no son justas. ¡Treinta y tres años [a Luis Bárcenas] y 15 años [a su madre, Rosalía Iglesias]! Me parece de chiste, de coña”, dice a Vanity Fair.

“Yo estoy muy unido a mis padres. Esto lleva desde el año 2008, 10 años. Al principio era más pequeño, pero… Con mi padre en la cárcel, debes encargarte de cosas, tienes que madurar. Intento salir de eso con la música, pero está ahí. No me voy a esconder nunca. Cuando salió esto, muchos estaban deseando que cancelásemos la gira [Taburete tenía un concierto el día que se publicó la sentencia. Guillermo decidió que tenían que actuar], pero eso no lo van a conseguir”, asegura.

“Mis padres para mí lo son todo y lo van a seguir siendo. Y otra cosa que he visto con lo de mi madre es que tengo una suerte increíble con mis amigos. Porque cuando estás contrarreloj y recurres a la gente y dices: ‘Señores, necesito ayuda, tengo que reunir 200.000 pavos. He puesto esto y me falta tanto’ y algunos se quedan con la cuenta en cero, aunque estés triste por la situación, eso te muestra quiénes han estado ahí cuando lo necesitabas. Y eso se agradece muchísimo, porque yo soy igual. Siempre digo que en la vida hay dos tipos de personas. Si has matado a alguien y llamas a un amigo, hay dos reacciones: o va a la Policía o trae una pala. Yo soy de los que llevan la pala», concluye.