Quantcast

“¡Mamá, yo quiero un conejito!” Guía para padres inexpertos

Los conejos en su mayoría dóciles,  amables, pequeños, independientes y limpios son las mascotas ideales. Una de las principales ventajas de tenerlos como compañeros, es que no requieren tantos cuidados como un perro o un gato, ya que bastará con afecto, alimentación equilibrada y alguna visita al veterinario, para darles una buena vida.

Si en casa hay niños, tener un conejito en el hogar puede convertirse en toda una experiencia que contribuirá a enseñarles a los hijos a ser responsables y valorar la vida de los animales. A la hora de elegir el conejo ideal, debes saber que existen diferentes razas, como el conejo cabeza de león, un peludo muy inteligente y amigable, capaz de aprender instrucciones, como comer, jugar o venir.

Informarnos la mejor opción antes de adoptar un conejo

Hoy en día los conejos han pasado de ser una mascota clásica de los 90, acechadas por la venta ilegal masiva, para convertirse en seres queridos, respetados y cuidados por sus poseedores, quienes se han especializado en su trato y cuidado, dependiendo del tipo de raza.

El interés por estos animales, ha hecho que cada vez existan más personas deseosas por conocer qué hay detrás de las largas orejas y el dulce movimiento de tan delicada nariz. Y es que, los conejos son mucho más que una tierna bolita de pelos, estos seres pueden convertirse en grandes maestros, ya que su inteligencia, agilidad y capacidad para interactuar con los humanos, pueden mostrarle a sus dueños que los animales tienen mucho que enseñar.  

Si estás interesado en tener un conejito, es importante que busques información especializada, para conocer los cuidados que requieren, los accesorios necesarios para hacer de nuestro hogar un lugar cómodo y confortable para él, y así garantizar que esté siempre saludable y feliz.   

Elegir un conejo como mascota tiene grandes ventajas

Excelentes para personas con hogares pequeños: algunas personas se sienten limitadas a la hora de tener una mascota por el tamaño del lugar que tienen para dedicarles. La buena noticia es que, los conejos requieren poco espacio. Ellos son felices con una jaula que les permite estirarse, dormir cómodamente y ubicar de forma adecuada el alimento y la bebida. Un punto importante, es que si bien estos animalitos pueden ser felices en su jaula, se recomienda que tengan a diario un tiempo para estar fuera de ella, saltar y explorar, siempre bajo la supervisión de los dueños.   

No necesitan una dedicación exclusiva

Gracias a su temperamento dócil, creativo y a su gran inteligencia, los conejos aprenden a realizar actividades estando solos. La independencia que desarrollan, permite que sus dueños puedan dosificar el tiempo que dedican. Sin embargo, la compañía, la atención y los mimos, siempre son importantes para el animal, por lo que nunca estarán demás.  

Disposición para entrenamiento

Con la dedicación adecuada, un conejito podrá identificar órdenes, que le harán comportarse de forma muy apropiada. Siendo capaces de memorizar y reproducir trucos, al igual que contestar diversos comandos. De esta manera, será fácil enseñarlos a hacer sus necesidades en un lugar específico, comer a ciertas horas y respetar para evitar inconvenientes.

Cómo convertir al hogar en un lugar adecuado para un conejo

Antes de adoptar a un conejito en casa, es recomendable acondicionar un espacio para él, para que se sienta a gusto y pueda satisfacer sus necesidades sin crear inconvenientes.

Un problema puede surgir cuando el conejo siente la necesidad de roer, ya que si no disponen dentro de su espacio de un material duro que puedan mordisquear libremente, cada vez que anden sueltos en la casa buscarán un mueble para morder. Por lo que, dentro de su jaula, debe tener madera para roer que le permita saciar la necesidad.

Si el conejo no se acostumbra a hacer sus necesidades en un mismo sitio de forma regular, este lo hará en cualquier lugar, por ello debe tener en su jaula espacio suficiente para hacer sus necesidades. Recordando que luego de cada deposición, es importante limpiar la jaula para garantizar la higiene del espacio.  

En general, los conejos se adaptan fácilmente a su nuevo hogar, siempre y cuando se le ofrezcan condiciones para garantizar su comodidad, como una jaula de medidas que le permitan movilizarse, comida, agua, un poco de heno para comer y algún material duro para roer.

Alimentación y cuidados básicos que siempre deben estar presentes

Su alimentación debe ser equilibrada con una mezcla de pienso especial para conejos, frutas como manzanas, melocotón o pera, verduras de hoja verde, heno o alfalfa seca y por supuesto zanahorias. Si el conejito recibe buena alimentación, mantiene su espacio limpio, realiza ejercicio con frecuencia y mantiene bien cuidada su piel y pelaje, no deberá recurrir a menudo al veterinario. Solo debe asistir en caso que se sienta decaído y sin apetito.