Quantcast

Ventajas de comprar una franquicia en España y del crecimiento de la franquicia en nuestro país

La Asociación Española de Franquiciadores pone sobre la mesa datos a destacar, como que la facturación de este sector industrial fue de 25.937 millones de euros en el 2012, cosa que no fue muy diferente el año anterior 2011 con 26.351 millones de euros facturados. Estos datos demuestran que la llegada de la crisis en el 2008 no afectó fuertemente a este sector industrial, pues las ganancias se mantuvieron prácticamente estables años posteriores al comienzo de la dura situación económica que el país ha experimentado hasta ahora.

En los últimos años cabe mencionar que las franquicias en España no han experimentado pérdidas, pues se han mantenido estables, e incluso en algunos sectores industriales las ganancias han aumentado y se han ido abriendo más franquicias en todo el país. Este crecimiento puede sorprender a causa de las pérdidas de ganancias y cierres de negocios que han tenido lugar en los últimos días años. La diferencia es que en el caso de las franquicias el efecto ha sido el contrario, las inversiones en negocios como éstos se han vuelto muy productivas. Se trata de modelos de negocio que ya han sido probados con anterioridad, de modo que ya existen clientes potenciales en el mercado al que el negocio va dirigido.

De este modo, la posibilidad de éxito es mucho mayor, pues no se trata de comenzar desde cero. El proceso de popularidad y expansión de un negocio suele ser el más largo y costoso, pues requiere esfuerzo, dedicación y tiempo. En el caso de las franquicias, este terreno está ganado, pues el negocio ya es conocido por el público. De modo que los productos y servicios proporcionados se venden prácticamente solos.

Crecimiento de las franquicias en nuestro país

La apertura de una franquicia es una alternativa ideal para emprendedores que quieren sacar a flote su propio negocio, pero con todas las ventajas que proporciona un modelo industrial que ya existe y funciona a la perfección. Dicho de otro modo, la ventaja principal de instaurar este modelo de negocio es que cuenta con el respaldo de una marca ya establecida, de manera que no es necesario cultivar una reputación para la empresa partiendo desde cero.

Los expertos en economía y emprendimiento confiesan que las franquicias de servicios profesionales o las que están centradas en autoempleo son las que van a destacar liderando el mercado de nuestro país en este año 2018. Tras la crisis que comenzó hace más de diez años, aunque este modelo de negocio no se haya visto afectado en la misma proporción que otros, el avance y progreso de los sistemas de franquicia no deja de crecer. Del mismo modo, el sector empresarial está recuperándose de estos duros años de retroceso económico. Parece que todo el sistema financiero está volviendo a su cauce después de tantos años, sin embargo, las franquicias no han experimentado tanta inestabilidad, sino que con la mejora de la economía el sector se está fortaleciendo más de lo que lo ha hecho en los últimos años.

En lo que sí están de acuerdo la mayoría de los economistas del país es que el final del túnel está cerca, así que los emprendedores e inversores están buscando acercarse al mundo de la franquicia debido a las ventajas que genera este modelo de negocio frente a otros menos esperanzadores. Además, las entidades financieras han empezado a abrir una puerta que hasta ahora estaba cerrada mediante la concesión de financiación. Esto permite que los franquiciados entren en juego, consolidando conceptos y procesos que estaban parados con el fin de fomentar el crecimiento a los iniciadores.  Por otra parte, el aumento de posibilidad de acceder a financiación está creando nuevos proyectos de negocio que hasta ahora no se habían podido lanzar al mercado por falta de crédito.

Ventajas de comprar una franquicia en España

Como hemos dicho antes, abrir una franquicia conlleva multitud de ventajas. La ventaja principal es que reduce riesgos porque el negocio ya es conocido por el público y está consolidado en el mercado. Por ello, la rentabilidad de un local franquiciado es mayor si comparamos con otros modelos de negocio. Además, abrir una franquicia requiere menos inversión que emprender otro negocio, pues el franquiciado puede apoyarse en economías de escala para comprar productos.

Pero eso no es todo, sino que, además, este modelo proporciona formación inicial, así como de apoyo continuado a la persona emprendedora. También el franquiciado puede acceder a herramientas que son facilitadas por la empresa y beneficiarse de las estrategias de marketing que el grupo empresarial ha decidido lanzar.