Quantcast

Dolor dental ¿Por qué duelen los dientes? Causas y factores

El dolor de dientes es uno de los más molestos sin duda alguna. Los que lo sufren experimentan dificultades para comer, beber, dormir y hacer vida normal.

Desde Clínica Dental El Bosque la Dra. Ángela Prietos nos comenta que es uno de los motivos principales por el que la gente pide cita. “Esto se debe a un perfil de persona que no visita al dentista para las revisiones rutinarias y las limpiezas dentales pertinentes. Por suerte la gente cada vez está más concienciada con esto y este perfil de persona está disminuyendo poco a poco”, nos comenta la Dra. Ángela.

Y es que el dolor dental es una señal inequívoca de que algo no va bien en la salud dental general, y cuando el problema no es detectado a tiempo y se demora, el cuerpo nos manda señales en forma de dolor.

¿Dónde se produce el dolor dental?

El dolor de dientes se localiza principalmente en las terminaciones nerviosas que contienen los dientes desde la raíz. Cuando estas terminaciones nerviosas quedan expuestas a los factores externos al diente que interactúan con el, se produce dicho dolor.

Cuando el esmalte dental pierde grosor o sufre una rotura o fisura, las terminaciones nerviosas reaccionan ante acciones como la temperatura de los alimentos y las bebidas, la presión realizada al masticar, o el contacto con el azúcar entre otros.

Estos factores externos pueden ser también bacterianos, lo cual suele traducirse en un dolor de dientes más constante y progresivo.

Esta última circunstancia viene determinada por una deficiente higiene dental, lo cual produce que los restos de comida y bebida produzcan un nivel bacteriano que deteriora el diente hasta llegar a la raíz y los tejidos nerviosos.

También la retracción de las encías es otra de las causas de dolor dental, ya que al perder encía en la parte que rodea al diente, éste último queda expuesto en la zona de la raíz, lo cual puede ser bastante doloroso en casos extremos.

El Dr. Carlos Álvarez, de Clínica Dental Sonríe advierte de la importancia de mantener una buena salud en las encías, “Es un problema que a simple vista se ve, por lo tanto si las encías sangran en el cepillado dental, pierden presencia descubriendo el diente, o empiezan a tomar un color oscuro, visitar al dentista es la opción más sensata para no acabar con dolores mayores”.

¿Qué hacer y que no hacer respecto al dolor dental?

Evidentemente, lo mejor es no llegar a un punto en el cual se sufra dolor dental, para ello la mejor arma es la prevención.

La prevención empieza en el día a día, enfocando sobre todo a la higiene diaria y el cepillado dental, una dieta sana y con bajos niveles de azúcar y un nivel de vida relajado, ya que el estrés puede derivar en bruxismo y éste último es un desencadenante del problemas dentales y dolor dental.

El complemento ideal y necesario de la prevención son las visitas periódicas al dentista de confianza, donde se revisará el nivel de salud dental y se realizará una higiene dental más profesional y completa con herramientas de limpieza más eficaces y complejas.

Una vez ya tenemos el dolor, lo mejor es visitar al dentista cuando detectamos los primeros síntomas. No es una buena recomendación el uso de analgésicos y la espera a que remita dicho dolor. Los analgésicos son una solución temporal que esconden y ocultan dicho dolor, pero que no lo solucionan. Cuando las terminaciones nerviosas vuelvan a recuperar todas sus funciones el dolor volverá, y seguramente sea más fuerte por el desarrollo del problema que produce dicho dolor.

A diferencia de otros tipos de dolores neurológicos como el dolor de cabeza o migrañas que cuentan con difícil solución o detección y que acaban siendo tratados con otros métodos como la acupuntura, los dolores dentales son perfectamente localizables y tienen una solución médica efectiva gracias a los medios tecnológicos y conocimientos de la materia que se tienen hoy día.

Los dolores dentales post tratamiento dental

Un punto a parte es el tema de los dolores dentales son los aquellos derivados de un tratamiento dental, sobre todo en tratamientos agresivos que ponen solución a problemas graves.

Hay que tener en cuenta que cuando se lleva a cabo un tratamiento dental, los tejidos dentales y la estructura dental es modificada, siendo completamente normales las molestias cuando va desapareciendo el efecto de la anestesia.

El Dr. Gonzalo Navarro de Clínica Dental Navarro nos comenta al respecto: “Después de un tratamiento dental, la experiencia nos invita a conocer los periodos de recuperación y la normalidad de las molestias en los pacientes, por ello, es ideal monitorizarlos para saber hasta que punto son normales las molestias y en caso de detectar alguna anomalía se somete al paciente a una nueva cita dental para revisar la situación”.

El dolor dental post tratamiento dental es una situación médica más controlada porque en todo momento la situación dental está revisada y controlada por profesionales, aunque siempre puede aparecer el error humano o casos muy particulares.