Quantcast

Borrell cree que la traducción de Llarena «no es un problema menor» ni «anecdótico»

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, afirmó este jueves que la polémica sobre la «falsa» traducción de unas declaraciones del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena «no es un problema menor» ni «anecdótico».

Así se pronunció el jefe de la diplomacia española, en declaraciones a los periodistas en Viena (Austria) donde asiste a una reunión de ministros de Exteriores de la UE, en las que subrayó que dicha «falsa traducción» no representa «un problema menor», ya que la frase atribuida a Llarena es la «única» que aparece en el texto enviado al juez en los dos idiomas. Eso ya es suficiente para pensar en una situación que no es anecdótica».

No obstante, dejó claro que esta no es una cuestión que afecte a los gobiernos de España y Bélgica sino un problema del «espacio judicial», por lo que pidió dejar trabajar a la justicia y se remitió a la «superior opinión» del Ministerio de Justicia español sobre la cuestión.

Respecto a la polémica sobre la colocación de lazos amarillos en la vía pública en Cataluña, Borrell afirmó que éste es un tema que ha de tratarse en la próxima reunión de la Junta de Seguridad entre el Ministerio del Interior y la Generalitat.

Afirmó que ya advirtió en su día de que «las cosas no pintaban bien, y cada día desgraciadamente la tensión va en aumento. Por eso es importante que estos temas se traten allí (en la Junta de Seguridad). Lo raro es que no se quieran tratar».