Quantcast

Blac Chyna abandona a Rob Kardashian y éste llora en Snapchat

Todo parecía indicar que la relación entre Blac Chyna y Rob Kardashian iba viento en popa ya que acababan de ser padres de su primera hija en común, Dream, hace tan solo un mes. Al parecer no todo era lo que parecía. Rob Kardashian ha sido el encargado de relatar a través de su cuenta de Snapchat como Chyna le ha abandonado llevándose a su hija y los muebles con ella.

Según ha informado el portal de noticias de famosos TMZ, la pareja había tenido una monumental bronca cuando Chyna decidió abandonar la casa que compartía con Rob y llevarse con ella a Dream y King Cairo, el hijo que comparte con el rapero Tyga. 

La bronca comenzó debido al 'hackeo' que sufrió la cuenta de Instagram de Chyna donde se publicaron pantallazos de una conversación que la modelo mantenía con una amiga y en la que decía estar cansada de Rob y se quejaba de que éste la trataba muy mal. 

En las redes sociales Rob ha relatado la difícil situación por la que está atravesando: Chyna era mi familia y pensé que nos íbamos a casar. La traté como una reina. Mi niña tiene 1 mes de edad y Chyna se la ha llevado y ha abandonado esta hermosa casa que acabo de comprar para nosotros. Justo antes de Navidad”, empieza diciendo en un vídeo en Snapchat.

“Amaba cada centímetro de esa mujer y amaba todo lo que venía con ella. Realmente la amé, le di todo lo que poseía. Realmente creí que estaba enamorada de mí de la manera que yo estaba con ella y estoy tan herido como nunca lo he sentido antes”, continúa diciendo. Además Rob ha comentado que Chyna le había dicho a una amiga que tenía previsto abandonarle en un año en cuanto obtuviera el apellido Kardashian: “Ni siquiera llegó a eso. Estoy muy roto”.

Chyna no ha perdido la oportunidad para contestar a Rob dando su versión de los hechos:Rob es un enfermo mental, se automedica. Estoy harta de que me insulte. Le he ayudado en todo momento, le saqué de la casa de Khloe y le ayudé a perder peso. El egoísta es él, me estresó durante todo mi embarazo. Me acusaba de serle infiel, me escribía durante todo el día, estaba totalmente loco. Me insultaba, me acosaba verbalmente y luego me pedía perdón con cientos de regalos. Dejé mi orgullo a un lado y me mudé a la casa de Kylie para estar junto a él. Nunca engañe a Rob, NUNCA. Le di hasta mi código de seguridad del móvil para que pudiese leer todos mis mensajes y no encontró nada porque no tengo nada que ocultar”.