Quantcast
domingo, 3 julio 2022 17:09

El Real Madrid empata a dos contra el Dortmund

Durante el primer tiempo, el Real Madrid dio muestras de
querer ir a por el partido. Ya en los primeros minutos, Cristiano Ronaldo avisó
con un disparo de falta directa que tuvo que sacar Burki empleándose a fondo.

El Borussia de Dortmund también respondió rápido.
Presionando al Madrid, incomodando la salida de balón de los blancos, que
durante el tramo previo a marcar el primer gol, estuvo impreciso y fallón, en
un partido muy intenso y rítmico.

Sin embargo, en el minuto 17, una contra excelente iniciada
por Modric, llevada por Benzemá, que aguantó escorado en la banda izquierda,
tocó presionado por dos rivales alemanes rápido para Kroos, quien abrió hacia
la derecha para James. El colombiano controló, buscó en profundidad a Bale
dentro del área. Tacón del galés para Cristiano (con cierta fortuna, porque
rebota en un jugador del Dortmund) y el portugués no falla, con un disparo
cruzado. Celebración con Coentrao y Pepe en el banquillo, y saludo con Zidane
para despejar polémicas y rencillas.

A raíz del gol de Cristiano, el Borussia bajó el pistón y el
Real Madrid se fue notando cada vez más cómodo en el campo, a pesar de no crear
demasiado peligro. El Dortmund, eso sí, manejó la posesión del balón a su
antojo y los blancos solo pudieron conformarse con buscar alguna contra.

Y cuando parecía que el primer tiempo iba a morir con 0-1 a
favor de los de Zidane, una falta de Ramos, tras pérdida del camero, propiciaba
la jugada del empate. Libre directo, aparentemente sencillo para Keylor, que en
lugar de atajar, rechazó, con la mala fortuna de que el cuero rebotó en Varane
en las inmediaciones del área pequeña. Aubameyang la acompañó para empujarla
sobre la linea y hacer así el tanto de la igualada.

En el segundo tiempo, se vio otro Madrid distinto. Mucho más
dominador, más determinante y ambicioso. Uno de los gestos de identidad que está
dejando el equipo de Zidane es que entra titubeante a los partidos, pero que
sabe reaccionar en las segundas mitades. Mantuvo a raya al Dortmund e impuso su
ley sobre el tapete. Ya incluso antes del 1-2 anotado por Varane de cabeza (a
centro de Cristiano), Bale, Benzema y el portugués tuvieron sus respectivas
oportunidades para sentenciar el partido.

Pero tal y como ocurriera en Las Palmas, los blancos fueron
reculando y volviendo a dejar a los alemanes dominar el devenir del partido. Con
la marcha de James, y la entrada de Kovacic, los centrocampistas del Dortmund
(Weigl y Castro) tuvieron mayor libertad para iniciar la jugada con comodidad.
Además, el técnico germano Thomas Tuchel, dio entrada a Emre Mor y a Christian
Pulisic para otorgar de más electricidad al juego de su equipo. Danilo en el
lateral izquierdo se empezó a ver desbordado y el Madrid cada vez defendía más
atrás. En el minuto 86, llegó el tanto del empate de Schürrle tras otro
despiste defensivo, para sumar el tercer empate consecutivo en una semana.
Morata entró demasiado tarde y ya no dio tiempo a reanimar al equipo

Cristiano supo canalizar su
enfado del sábado en el terreno de juego para reivindicarse. Modric es el
futbolista clave del equipo. Pero el Madrid tropieza dos veces con la misma
piedra, con una defensa frágil (y un Ramos desconocido) y un Benzemá en un bajo estado
de forma. El cambio en la portería, para dar entrada a Keylor le salió cruz a
Zidane. El francés tiene mucho trabajo por delante para evitar que los
accidentes se conviertan en costumbre.