Quantcast

El Papa Francisco viajará a Italia «apenas sea posible»

El papa Francisco anunció hoy tras la misa del Angelus que, «apenas sea posible», se trasladará a Italia para arropar a las víctimas del terremoto.

El pontífice manifestó su «cercanía espiritual con los habitantes del Lacio, Las Marcas y Umbria, duramente golpeados por el terremoto de estos días».

«Pienso en especial en la gente de Amatrice, Arquata del Tronto, Norcia. De nuevo digo a esas queridas poblaciones que la Iglesia comparte su sufrimiento y sus preocupaciones, y reza por los difuntos y por los supervivientes», dijo.

El terremoto dejó 290 muertos según los últimos datos oficiales. Bajo los escombros continúa la búsqueda de supervivientes.

De momento han sido identificadas 218 víctimas mortales, todas ellas de las localidades de Amatrice y Accumolil (Lazio), según el balance ofrecido por el responsable de Protección Civil, Luigi D'Angelo. Por ello, el Gobierno ha decretado como día de luto nacional este sábado, cuando se celebrarán los primeros funerales de las víctimas.

Los equipos de rescate siguen trabajando contrarreloj en la tercera noche, especialmente en las localidades de Amatrice, la más golpeada, y en Accuoli, ambas en la provincia de Rieti (Lazio), así como en Arquata del Tronto, en Ascioli Pireno (Marcas).

Además, las réplicas del seísmo inicial, de 6,4 de magnitud en la escala de Richter, se han seguido sucediendo y han desatado el pánico entre la población. Se acercan a 1,000 las réplicas, algunas de magnitud 3 y 4.

Amatrice, una bella localidad reducida a escombros

La bellísima localidad de Amatrice es la más afectada por el seísmo. Según dijo su alcalde, Sergio Pirozzi, con enorme consternación,prácticamente la ciudad entera quedó sepultada entre una nube de polvo y escombros. «Se han venido abajo edificios enteros, las casas del centro, tres cuartas partes de la localidad están destruidas», ha explicado a Adnkronos. «Esto es un verdadero drama, estoy en medio de un pueblo que ya no existe», ha lamentado.

En Accumuli fueron desalojadas unas 2.500 personas, la mayoría turistas y veraneantes. Son muchos los habitantes de Roma, Milán y Florencia que aprovechan las vacaciones estivales para trasladarse a esta bellísima localidad italiana de apenas 700 habitantes en invierno. A todos ellos, se les aconsejó huir a sus hogares lo antes posible con las escasas pertenencias que hubiesen podido recuperar.

El hipocentro se situó a unos 4 kilómetros de profundidad, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología. Una hora después del temblor, se produjo una fuerte réplica de 5,4 grados Richter con epicentro entre Norcia, en Perugia, y en Castelsantangelo sul Nera, en Macerata cuyo hipocentro ocurrió a 8,7 metros de profundidad. Hasta 160 réplicas menores se sucedieron en las horas siguientes.Según el responsable de Protección Civil, la destrucción es «comparable» a la de L'Aquila