Quantcast

Viaje por los lugares abandonados más insólitos e increíbles del mundo

Perderse por estas ciudades y lugares de la geografía mundial debe ser toda una aventura. La naturaleza se ha apoderado de estos fantasmagóricos paisajes que se encuentran en el mundo, estos son sólo algunos de ellos.

Isla de Hashima, Japón. Al sur de Nipón se encuentra una isla impresionante y abandonada que hasta los años 70 fue habitada por familias que vivían sobre todo de la mina de carbón que producía la isla. Cuando la empresa cerró sus habitantes emigraron y quedó desierta para siempre. Hoy en día es propiedad del gobierno japonés y se necesita un permiso para visitarla, aunque con Google Maps podemos recorrerla desde casa.

Kolmanskop, Namibia. Otra ciudad minera abandonada en pleno desierto. Sus habitantes tenían un nivel de vida elevado debido al dinero que generaban los diamantes.

Fortalezas Marinas Maunsell, Reino Unido. Se construyeron en la Segunda Guerra Mundial para la defensa del país. Sus funciones fueron impedir la entrada de naves alemanas, incluso las aéreas, y ampliar la cobertura de los radares. Algunas empresas están interesadas en sacarles algún tipo de utilidad.

Kadykchan, Rusia. Situada muy cerca del Círculo Polar Ártico fue un pueblo que llegó a alcanzar los 10.000 habitantes en los años 80. Con la caída de la Unión Soviética y el declive de las minas la ciudad redujo su población en casi la mitad hasta que la explosión de una de las pocas minas que quedaban propició el éxodo total del pueblo. Según el censo ruso, hay unos 200 habitantes actualmente.

Craco, Italia. Un pueblo construido sobre una colina de arcilla y arena que no fue capaz de resistir los movimientos sísmicos de las islas italianas. Fue habitado hasta el tercer milenio antes de Cristo.

Adgam, Azerbaiyán. Este pueblo abandonado se encuentra en un estado lamentable después de sufrir en el año 1993 una ofensiva militar y todos sus habitantes fueron obligados a abandonar sus casas. Entre las tropas del país y los saqueos posteriores se destruyó gran parte de la ciudad.

Pripyat, Ucrania. Una de las ciudades más devastadas por el accidente nuclear de Chernóbil en el año 1986. Sus habitantes sufrieron graves enfermedades debido a la potente radiación y la ciudad presenta un panorama fantasmagórico en cada uno de sus lugares. Se estima que no podrá volver a ser habitada hasta dentro de 24.000 años.

Hotel Ruygyong, Pyongyang. Su construcción comenzó en 1987 y prometía ser el hotel más alto del mundo y tener 3.000 habitaciones, 7 restaurantes, casinos y discotecas. Su presupuesto para acabarlo en la actualidad es de dos mil millones de dólares.