Quantcast

Se graba conduciendo sin manos a 170km/h y acaba estrellándose

Si ya de por sí superar los límites de velocidad supone un gran riesgo para los conductores, ya que eleva de forma importante los riesgos de padecer un accidente, hay algunos que se arriesgan aun más, grabándose al volante cometiendo imprudencias que ponen en peligro incluso a otros coches que circulan por la carretera en ese momento.

Ese es el caso del joven ruso de este vídeo, el cual ha dado la vuelta al mundo en las redes sociales. A más de 170 kilómetros por hora, el conductor suelta las manos del volante y se pone a grabarse, orgulloso de lo que está haciendo.

Segundos después de sonreír ante cámara, el joven pierde el control del vehículo y acaba impactando fuertemente contra la mediana y dando varias vueltas de campana.

Por el momento, se desconoce el estado de salud de este joven kamikaze y de igual manera si alguna persona le acompañaba en el momento del accidente.