Quantcast

El asesino de Jo Cox, con problemas mentales y vinculado a la extrema derecha

El asesinato de Jo Cox, la diputada laborista apuñalada ayer a la salida de una biblioteca en Birstall, una localidad cercana a Leeds, tiene todos los ingredientes para haber sido un crimen de odio. la Policía británica ha pedido cautela antes de aclarar cuáles puedan ser los motivos de esta terrible agresión que le ha costado la vida a una promesa del laborismo. No obstante, los datos que han trascendido sobre el detenido, Thomas Mair, de 52 años, hacen pensar en un crimen político larvado en la mente de un perturbado.

Mair, era más conocido como 'Tommy', y se sabe que trabajaba como jardinero y que había estado en tratamiento por ser obsesivo-compulsivo. Aunque nunca había tenido problemas en el vecindario en el que reside, se sabe también que se encontraba abonado a una revista llamada 'Springbool Club', ligada a los supremacistas surafricanos.

Testigos de al agresión aseguran que Mair gritó 'Britain First', el eslogan de la extrema derecha contraria a la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea.

El asesinato de Jo Cox llega en plena campaña por el referendum del Brexit del próximo 23 de junio. Una cuestión, la europea, que ha dividido profundamente al Reino Unido e incluso al Partido Conservbador ahora en el Gobierno. Partidarios y detractores han suspendido la campaña en señal de duelo por la muerte de la diputada laborista; empezando por el presidente, David Cameron, quien ayer suspendidó el mitin que tenía programado en Gibraltar.