Quantcast

Quién es Torbe, el rey del porno freak español

Torbe siempre será uno de los empresarios pornográficos más importantes de España. Aunque su aspecto físico se aleja de los cánones del cine X, este vizcaíno de 47 años ha producido y actuado en numerosos películas porno que le han servido para ganarse el respeto de jóvenes amantes de ese tipo de filmes.

El rey del porno freak, como a él mismo le gusta considerarse, nunca se interesó en sus inicios por ese mundillo. Torbe prefería los cómics y por el dibujo, donde no tuvo éxito. Su carrera empezó a coger forma cuando toma contacto con los medios de comunicación: en 1987 gana el concurso de DJs de 'Los 40 Principales San Sebastián', algo que le dio popularidad a nivel local.

En los medios de comunicación, Torbe tiene una dilapidada carrera, eso sí, a nivel local y regional. Pasó por Radio Rentería, Vilassar Radio, Radio Miramar San Sebastián o Radio Capedepera de Mallorca, entre otros.

A mediados de los años 90, Ignacio empieza a usar el nombre de Torbe, procedente de Torbellino, el apodo con el que se le conocía en el grupo musical 'Miles de albañiles'. Durante esos años locos, el empresario vasco acudió a 'Crónicas Marcianas' y llegó a trabajar mano a mano con presentadores con solera en televisión como Carlos Sobera o Iñaki López, de 'laSexta Noche'.

Su éxito llegó con 'Putalocura', una página porno 100% en español y que registró en 1999. En Villacerda, sus oficinas maqueadas para filmar cine X, las visitas se cuadruplicaban y las webs pornográficas que abría también lo hacían al mismo ritmo. Para jóvenes, para gais. «Facturo millones con esto», se mofaba en alguna ocasión Torbe, cuya fama en las redes le sirvió para recibir una oferta de Santiago Segura para participar en 'Torrente'.

Desde ese momento, su vida se ha convertido en un continuo tobogán judicial. La trama en la que está involucrado actualmente no es la primera que empaña al empresario vizcaíno. En 2006, Torbe fue detenido por incluir a una menor de 17 años en uno de sus cortos. Aseguró que fue engañado y quedó absuelto no pisó la cárcel.

Tres años después, Torbe fue relacionado con un caso de estafa por el uso de teléfonos de tarificación especial (803) en un programa de televisión. Sí, se libró otra vez.

En 2011, por cierto, Torbe ya hacía buenas migas con Muniain y De Gea en las redes sociales con tuits en los que hablaban de sorprendentes contenidos como «bukkakes». El cazador, cazado, decía uno de ellos. Sí, parece que así fue.

En la cárcel desde abril de 2016, a Torbe se le acusan de múltiples delitos: trata de seres humanos con fines de explotación sexual, agresión sexual, pornografía infantil, relativos a la prostitución, extorsión y contra la salud pública, además de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.