Quantcast

Trabajos que puedes hacer desde casa

-

1
No es oro todo lo que reluce en el trabajo en casas: es preciso saber organizarse e inculcarse una d

No es oro todo lo que reluce en el trabajo en casas: es preciso saber organizarse e inculcarse una disciplina férrea para concentrarse en el trabajo o bien saber desconectar cuando es preciso sin la ayuda que supone el cambio de escenario. Sin embargo, el trabajo desde casa tiene también indudables ventajas, como el ahorro de tiempo y dinero en transporte, o la flexibilidad de poder organizarse cada uno su propio trabajo. También, por supuesto, permite una mejor conciliación en un tiempo en el que ésta cada vez parece más complicada.Nekane Rodríguez, Directora de Lee Hecht Harrison, la consultora de gestión del talento del Grupo Adecco, destaca la importancia del perfil de la persona apta para el teletrabajo: tiene que ser alguien con un alto nivel de responsabilidad, que sepa organizarse bien y que sepa también trabajar por objetivos. “Cualquier puesto que requiera de un ordenador y teléfono se puede hacer desde casa. La pregunta sería más bien qué puestos no pueden porque requieren de una actividad presencial”, señala.El teletrabajo se abre camino en los últimos, años a pesar de que, según esta experta, “hay carencia de hábitos de liderazgo y gestión a distancia”.  Eso sí, en su opinión, lo más efectivo tanto para el trabajador como para la empresa es un modelo mixto en el que se va a la oficina dos ó tres días por semana y el resto se trabaja desde casa. “Nos encasillamos en que tiene que ser en casa o en la oficina, cuando lo que más se está desarrollando es el modelo mixto”.Muchos trabajadores se plantean la posibilidad de reorientar sus carreras hacia empleos que les permitan trabajar habitualmente desde casa. Y a veces no saben por dónde empezar. Si antaño el trabajo a domicilio era sinónimo de trabajos manuales y repetitivos, hoy día se ofrecen muchas más posibilidades, mejor consideradas (y pagadas). – Programador web:Un programador web puede trabajar perfectamente en remoto con el equipo adecuado desde su casa. De hecho, es bastante habitual. En muchas web los programadores pasan por la oficina solo uno o dos días por semana para tratar personalmente temas especialmente difíciles o para reuniones organizativas que requieran de una interacción cara a cara. Los salarios son variables, pero un programador junior puede estar en los 15.000 euros anuales, pero a medida que avanza en su carrera puede llegar fácilmente a los 30.000 o más si tienes personas a su cargo.

Atrás