Quantcast

Un mono deja sin luz durante cuatro horas a toda Kenia

Kenia vivió este martes uno de los apagones más importantes que recuerdan los nativos. Durante cuatro horas, el país africano estuvo durante cuatro horas sin luz por un problema en un transformador en la central hidroeléctrica más importante del país.

Este miércoles, KenGen, encargada de suministrar la energía en Kenia, ha informado a través de un comunicado que el responsable de dicho corte de energía fue… ¡UN MONO! Sí, el 'animalito' en cuestión cayó sobre el techo de la planta de Gitaru, situada sobre el río Tana a unos 160 kilómetros al norte de la capital, Nairobi, poniendo en funcionamiento el transformador sin que fuera necesario.

«Las estaciones de KenGen están protegidas por vallas electrificadas que mantienen alejados a los animales salvajes«, ha explicado la compañía eléctrica a través de un comunicado. Desde la empresa han señalado que se trata de «un incidente aislado» y que trabajan día tras día para mejorar la seguridad de sus plantas y evitar eventualidades de este tipo.

La central hidroeléctrica de Gitaru es la que más capacidad tiene de Kenia, ya que genera la quinta parte de la electricidad consumida en el país, llegando a los 225 megavatios.