Quantcast

Cómo cuidarme si paso muchas horas sentado en el trabajo

Una investigación de investigadores del Instituto de Rehabilitación de Toronto apunta que hacer ejercicio regularmente no evita los problemas que produce estar sentado todo el día. Es decir, que existe una relación directa entre el tiempo que pasas sentado en tu día a día y los riesgos de padecer enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes u obesidad. Y todo ello, al margen del deporte que puedas hacer con regularidad. ¿Hay remedios para evitarlo al margen de tener que dejar tu trabajo? Tal y como están las cosas…

Por tener las cosas claras, según este estudio, las personas pasamos en torno a unas 64 horas a la semana sentadas, 28 horas de pie y 11 horas caminando. Y eso sin importar o no si los participantes llegaban a las 150 minutos recomendables de ejercicio a la semana.

Según David Alter que capitaneó la investigación que hemos citado, «deporte o no por un lado, y las horas que pasamos sentados son factores distintos e independientes». Es decir, que una persona que trabaja moviéndose pero no hace deporte regularmente tiene menos factores de riesgo que alguien que pasa cada día ocho horas sentado en una oficina aunque juegue al pádel con cierta regularidad. 

Estar sentado es muy malo para nuestro organismo porque, en primer lugar, el sedentarismo hace que el metabolismo se ralentice y suban los niveles de colesterol. Según los expertos, nuestros cuerpos no están hechos para estar sentados durante tanto tiempo por lo que el metabolismo se ralentice y suban los niveles de colesterol y azúcar en nuestro cuerpo. Incluso hay estudios que apuntan a que, sin importar la edad, peso o cantidad de ejercicio que hacemos, pasar más horas sentado es igual a menos tiempo de vida…

Y ahora sí. ¿Cómo puedo encontrara una solución? Descarta dejar tu trabajo y buscarte alguno más 'movido'. Mejor busca de manera activa un cambio y no arriesgues. Ya cambiarás cuando encuentres algo que te convenza. Mientras, hacer pequeños descansos, levantarse y mover un poco las piernas, incluso durante un minuto, son formas de vencer el sedentarismo, según los cardiólogos. 

                           

Ahora bien. A pesar de todo lo dicho hasta ahora, si no tienes más remedio, por el momento, que seguir trabajando en lo mismo y la silla del escritorio de tu oficina es tu peor enemiga, deberías saber que un estudio de la Universidad de Leicester, en Inglaterra, dice que hacer deporte es mejor que no hacerlo. ¿Una obviedad? No tanto. Según el citado estudio, las personas que hacen ejercicio regularmente a pesar de tener que pasar sentados muchas horas tienen mejor tono muscular y niveles de colesterol que aquellos que no hace deporte y tienen, también, una vida sedentaria. 

O sea que, a igual sedentarismo, introducir deporte regular aminora los riesgos de padecer enfermedades relacionadas con pasar mucho tiempo sentado. A partir de ahí, ya sabes: Haz paradas para moverte durante al menos tres minutos cada 50, mueve las piernas, ve al servicio, bebe agua… y si tienes escaleras a manos, sube y baja varias veces cada dos horas. Y si además puedes introducir en tu ruta diaria al trabajo, al menos 3o minutos de paseo estarás xerca e conseguir tu objetivo