Quantcast

Francia e Italia defienden a España y se oponen a las multas por el déficit

La Unión Europea ha pospuesto de momento el mecanismo sancionador que debería castigar a nuestro país por el incumplimiento del déficit: España cerró 2015 en un déficit del 5%, unos 10.000 millones de euros por encima de lo pactado con Bruselas. Según la regulación europea aprobada por todos los socios nuestros país (lo mismo que Portugal) podría ser objeto de una multa de hasta 2.200 millones de euros adicionales. No obstante, a pocas semanas de que se inicie el procedimiento, que debería inaugurarse el próximo mes de julio, no parece haber acuerdo entre los socios. Países de peso, como Francia o Italia, ya han manifestado públicamente su oposición a las multas. El minisro de Economía de Francia,. Michel Sapin, se lo ha asegurado explícitamente al diario El País, han dicho que se mostrará «indulgente». Otros, como Holanda, Finlandia o los países del Este exigen sin embargo mano dura.

La Comisión europea ha exigido ya a España un recorte adicional de 8.000 millones de euros para cuadrar las cuentas. Y se muestra molesta porque considera que aún no se han tomado medidas efectivas para paliar un déficit excesivo. No obstante, se tienen dudas sobre el impacto que podrían tener las sanciones en España. Especialmente en el actual contexto de incertidumbre política.

Mariano Rajoy envío el pasado 5 de mayo una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean Calude-Juncker, poco antes de que se pospusiera el mecanismo sancionador, en la que le prometía nuevas medidas una vez constituido el Gobierno. De esta forma el presidente del Ejecutivo en funciones buscaba evitar la multa. «En la segunda mitad del año, una vez que haya un nuevo Gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas«, decía textualmente.