Quantcast

Bioparc Valencia celebra el Día Mundial del Medio Ambiente

El día 5 de junio desde
hace 44 años el planeta entero celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Esta iniciativa impulsada por la ONU
ha ido aumentando su notoriedad y relevancia hasta convertirse en una
plataforma mundial capaz de convertir acciones individuales en una fuerza
colectiva susceptible de generar un cambio de actitud muy necesaria para el
planeta.

Cada año tiene un país
anfitrión, en esta ocasión le ha tocado el turno a un país africano, Angola. Un
país que busca restaurar sus manadas de elefantes, conservar la vida silvestre
rica en biodiversidad de África y salvaguardar el medio ambiente, a medida que
continúa su reconstrucción, después de más de un cuarto de siglo de guerra
civil.

El tema para 2016 es: «la
lucha contra el comercio ilegal de especies silvestres
«,
haciendo hincapié en aquellas que están siendo especialmente amenazadas. Así la
Ministra del Medio Ambiente de Angola, María de Fátima Jardim, manifestó que «El
comercio ilegal de especies silvestres, en particular el comercio de marfil y
de cuernos de rinoceronte, es un problema importante en todo nuestro continente».

BIOPARC Valencia, comprometido
con la concienciación y sensibilización por el medio ambiente, ha querido
compartir con sus visitantes, principalmente con los más pequeños, una
propuesta de actividades que ayudan a trasmitir la necesidad de proteger
nuestro planeta.

En la mañana del domingo de
11:00h a 13:30h y en sesiones de 30 minutos, se realizarán dos actividades: un
experimento científico para entender cómo afecta la contaminación del agua a la
fauna que nos rodea y a nosotros mismos; y una manualidad con materiales
procedentes de reciclado que los niños pueden llevarse a casa y así recordar lo
que han aprendido este día tan importante.

La celebración para
BIOPARC tiene este año un significado muy especial pues este
«trocito» de África en Valencia nos permite apreciar la belleza de
esos hábitats amenazados y las maravillosas especies albergan, muchas de ellas
en grave peligro de extinción no sólo por la destrucción del medioambiente.
Miles de elefantes y rinocerontes son asesinados y mutilados cruelmente por furtivos
que tienen como único objetivo satisfacer la demanda de marfil y cuerno de
rinoceronte de las sociedades occidentales. La educación y sensibilización de
la población es la vía para erradicar estas prácticas y así conservar la rica
biodiversidad del planeta.