Quantcast

Roban a Chicote las cámaras con las que grababa 'Pesadilla en la cocina' en Melilla

La visita de Alberto Chicote y su equipo a Melilla ha tenido un sabor muy agridulce. Según informa 'El Mundo', el equipo de 'Pesadilla en la cocina' vio como el material técnico del programa, valorado en 40.000 euros, desaparecía de la furgoneta donde lo tenían guardado.

Al parecer, un ladrón se había llevado una cámara de vídeo, nueve baterías de alimentación, cinco objetivos y diverso material informático y videográfico. Las primeras investigaciones apuntan que el caco rompió el cristal de la puerta corredera de dicha furgoneta para hacerse con el suculento material.

Después de presentar una denuncia ante la Policía, el Grupo de Delincuencia Urbana (GDU) de la Policía Nacional puso en marcha un método de investigación para intentar capturar al ladrón. Horas más tarde del suceso, un grupo de agentes pilló in fraganti al caco con las cámaras y las baterías dentro de dos bolsas de gigantesca dimensión y un maletín metálico.

El equipo de 'Pesadilla en la cocina', más allá de mostrar su preocupación por el robo del equipo de trabajo, se lamentaba de que el ladrón pudiera tirar por la borda el material grabado en esas cintas, correspondientes a tres días de intenso rodaje.

En su visita a Melilla, que seguramente Chicote y su equipo no olvidarán, el reputado chef intentaba reflotar una tetería situada, curiosamente, en frente de una comisaría de Policía. Cosas que tiene la vida…