Quantcast
miércoles, 3 febrero 2021 7:25

Champions League: Así celebró la undécima el Real Madrid en Cibeles

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, tuvo el inmenso honor, dos veces en tres años, de cagar con trofeo ante la Cibeles y miles de madridistas. El capitán es probablemente, además, el artífice principal junto a Casemiro, de un título que ha constado sangre, sudor y lágrimas. Por eso quizá al madridismo le sabe a gloria en una temporada que iba directa a la basura y el olvido.

Pero sí, el camero y el resto de la plantilla del Real Madrid ofrecieron este domingo la Champions League conquistada en Milán frente al Atlético a la diosa Cibeles y a los miles de aficionados blancos que acudieron a celebrar la 'orejona'

El avión procedente de Milán aterrizó en el aeropuerto Madrid Barajas-Adolfo Suárez pasadas las seis de la mañana y a las 6:40 la plantilla puso rumbo al estadio Santiago Bernabéu para hacer una parada y cambiar de autobús.

A las 7.15, los jugadores madridistas se subieron a un autobús descapotable para iniciar su recorrido por las calles de Madrid que terminaría en la fuente de Cibeles.

El primero en subir al autobús en el Santiago Bernabéu para alzar la Copa de Europa fue el defensa salmantino Álvaro Arbeloa, que se despide del club tras siete temporadas con este título.

A las 7.30, el autobús madridista llegó a Cibeles para delirio de los miles de aficionados que aguantaron en muchos casos más de siete horas para ver a sus ídolos en directo.

La espera al equipo estuvo amenizada desde las doce y media de la madrugada por un espectáculo de música, dirigido por el pinchadiscos y presentador radiofónico Carlos Moreno 'El Pulpo', que combinó música electrónica, rock de grupos como AC/DC o Queen.

Custodiando a la copa en el frontal del autobús estuvieron en todo momento el capitán Sergio Ramos y el portero costarricense Keylor Navas, que inmortalizó con una cámara la vuelta de honor que dieron a la Cibeles ante los aplausos de la afición.Al grito de 'Como no te voy a querer', y con el himno de fondo, la plantilla descendió del autobús y fueron Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos los encargados de portar la Copa de Europa alrededor de la diosa Cibeles.

Diecisiete minutos después de llegar a la Cibeles, la plantilla madridista volvió a subirse al autobús para poner fin a la celebración y regresar al Santiago Bernabéu. Pero sí, fue otro cuarto d hora escaso, pero eterno.