Quantcast

Conservadores piden que Elsa no tenga novia en Frozen porque «es una ofensa»

La organización HazteOír ha iniciado una recogida de firmas para que Elsa, la reina de Frozen, no tenga una novia lesbiana en la segunda parte de la exitosa película. Más de 20.000 personas han apoyado esta iniciativa con tintes conservadores que argumenta que es «para frenar el intento de adoctrinar a los niños utilizando las películas infantiles» y culpan a «las presiones de grupos LGTB y lobbies de la ideología de género»

Con Frozen, Disney logró romper muchos tópicos relacionados con el género, ya que esta vez la reina era una mujer, sin un hombre al lado, y sin ser cuestionada por ello. Precisamente por esto las redes comenzaron a pedirles a los directores de la película que tuviera una pareja del mismo sexo con el hashtag #GiveElsaAGirlFriend, para reflejar la pluralidad y la libertad de sexos existentes en la vida real. 

«Estos grupos pretenden imponer un modelo social y cultural en el que cada uno elija su género. Esta estrategia necesita lanzar sus mensajes a los niños para que asuman 'nuevos modelos' de familia y se sometan a la nueva ideología totalitaria de género. Estamos ante una ofensiva global contra la familia», dice la organización conservadora en su web, que considera que todo se debe a «las exigencias del lobby gay».

Evidentemente, la iniciativa no está consiguiendo suficientes apoyos, a pesar de que desde HazteOír aseguren que sí. Todo lo contrario, y es que está indignando a muchos que utilizan el hashtag que han promovido, #CharmingPrinceForElsa, para protestar contra ellos. 

Si finalmente Elsa tiene una pareja homosexual en la segunda parte de Frozen, se consideraría un avance sustancial en las películas Disney y el abandono completo de estereotipos de género.