Quantcast

Cuatro de cada seis españoles en edad laboral no trabaja… ni lo espera

El 40% de los españoles en edad laboral ni tiene trabajo ni lo espera encontrarlo es una realidad que arrojan entre líneas las estadísticas oficiales. Así, en nuestro país, los que trabajan son apenas 18 millones de personas (39%), aunque 2,8 millones de entre ellos, lo hagan con un trabajo por horas y 3,7 millones con contratados temporales. De ellos depende el sostenimiento de una población total de 46 millones. ¿Qué pasa con el resto de personas en dad de atrabajar y generar PIB? Hay 38,5 millones de personas que se encuentran en edad laboral con más de 16 años. De ellos hay que restar los casi 4,8 millones de parados (12,5%) y los casi 15,7 millones (41%) que se encuentran inactivos. 

O sea, de cada 10 personas que tienen edad de trabajar 4,7 tienen empleo, 4,1 son pasivos (inactivos) y 1,2 son parados. Según la radiografía que publica el diario El Mundo, cuando empezó la crisis 5,5 tenían empleo, menos de cuatro eran inactivos y casi el 0,5 estaba en paro. Todo esto significa que por cada ocupado hay ya prácticamente otro inactivo o pasivo (0,9% exactamente). Pero si sumamos inactivos y parados, el resultado es aún más peligroso para las pensiones, los ingresos del Estado y el PIB. Hay casi 20,5 millones de la población laboral que no produce realmente. Es más de la mitad (53,2%) de quienes tienen edad para trabajar, 10 puntos más que cuando comenzó la crisis.

Según datos de la EPA, en el primer trimestre de 2016 se produjo un nuevo repunte de los inactivos. Aumentó en 55.000 sobre diciembre y acumula un alza de 314.000 desde 2007. ¿Qué son inactivos? La población de 16 ó más años que no tiene empleo y que no está parada. De los 15,7 millones de españoles que no realizan actividad económica alguna, la mitad (7,8 millones) tiene más de 64 años. 

Respecto a la otra mitad, según datos de Eurostat, España ocupa el cuarto lugar de los 28 países de la UE con más pasivos por debajo de los 64 años. Pero, la comparación no es homogénea ya que estos países tienen una población ocupada mucho mayor. Por ejemplo, Francia y Alemania tienen 11,7 millones de inactivos pero al mismo tiempo disponen de 39,6 y 26,1 millones de empleos.