Quantcast

El humo sigue acosando a los vecinos de Seseña

Los vecinos de Seseña, especialmente de el barrio de El Quiñón, viven pendientes del viento. Un viento que, según a dónde sople les puede ocasionar picor de ojos y garganta a coto plazo, problemas respiratorios a medio, y quién sabe qué otros problemas después.

Aunque las instalaciones que miden la calidad del aire aseguran que están dentro de los límites legales establecidos, este lunes se han mantenido los colegios cerrados. El Centro de Coordinación Operativa que coordina todo lo relacionado con el incendio, no recomienda no hacer actividades física al aire libre, ni mantener una exposición prolongada al humo.

Unos 400 vecinos se se manifestaron ayer  con camisetas negras y mascarillas, reclamando más medios y mayor transparencia en la información. «SOS. El Quiñón se asfixia» o «En El Quiñón queremos solución. Zona catastrófica, fueron algunos de los lemas empleados.

En los foros de vecinos de la zona muchos manifiestan su sorpresa e indignación ante la posibilidad de apagar un fuego que se inició el pasado 13 de mayo, hace ya diez días.

«Llevamos 9 días de incendio y esto no para de soltar humo toxico, parece más un volcán que un incendio, no me puedo creer que no sean capaces de apagar el incendio, esto ya ha creado una psicosis en la gente que vivimos y trabajamos por aquí, va a durar mas que la obra del escorial, nada más que nos hacemos preguntas como por ejemplo ¿para dónde va el viento hoy? me parece lamentable, que no puedan con un incendio, con tanto profesional y gente experta en incendios, estoy seguro de que si este incendio se hubiera producido en la Comunidad de Madrid estaría apagado ya desde el segundo día«, se queja un vecino.