Quantcast

Facua denuncia a los cines Kinépolis por no dejar llevar comida y bebida de fuera

De todos es sabido que la principal vía de negocio de los cines hoy día no es la venta de entradas, sino la de palomitas, refrescos y otras golosinas, cuyo precio es considerablemente superior al que se cobra fuera. Tal vez por eso en muchos cines ponen inconvenientes cuando el público pretende llevar los refrigerios desde su casa u otro comercio. Es el caso de los cines Kinépolis, que incluso exhibe un cartel.

Desde la asociación de consumidores Facua han decidido luchar contra esta práctica, que consideran abusiva, y han denunciado a los cinco cines de Kinépolis por impedir la entrada con avituallamiento de fuera.  Facua considera que se trata de una norma abusiva en virtud de lo estipulado en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. En el artículo 82.1 se recoge que son abusivas aquellas estipulaciones que causen «un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato«. En la medida en que la actividd principal se supone que es la exhibición de películas, la asociación cree que si permiten comer y beber tiene que ser con independencia de la procedencia.

Los cines Kinépolis actualmente tienen abiertas salas en Alicante, Granada, Valencia y Madrid. En el caso de la capital de España, por partida doble: en Alcobendas y en la Ciudad de la Imagen.

Se da la circunstancia de que este último cine ya ha sido denunciado recientemente por FACUA debido al mismo motivo en los últimos días. La asociación ya remitió una queja por escrito a la Delegación General de Consumo de la Comunidad de Madrid (CAM) debido a que en las instalaciones que Kinépolis tiene en Alcobendas también se prohíbe el acceso a las proyecciones si se trae comida y bebida que no se haya comprado en la propia sala. Una restricción que, según ha podido contrastar FACUA, se mantiene en todos los cines de la empresa: «La normativa interna es aplicable en todos los cines del grupo», confirma la propia empresa.

Por ello, la asociación ha decidido ampliar su denuncia y dirigir un escrito, además de a la CAM, también a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Generalitat Valenciana así como a la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía.