Quantcast

Las Fallas Municipales a examen

Tras la elección de
ideas por parte de dos jurados elegidos para tal menester, ayer se
presentaron las fallas municipales que veremos plantadas en la Plaza
del Ayuntamiento en 2017.

Gran expectación había
en el Salón de Cristal del Ayuntamiento de Valencia, cuando desde
las siete de la tarde comenzó la exposición de los proyectos por
parte de los artistas seleccionados, en este caso Anna Ruiz y
Giovanni Nardin para el proyecto infantil y Manolo García junto a un
equipo de maestras artesanos para el mayor.

«Valencia Ca La Trava»
será el lema del proyecto adulto capitaneado por Manolo García y
que cuenta en su equipo profesionales de la talla de Julio
Monterrubio, Manolo Martín Huguet, Fet d´encarrec, Manolo
Algarra y Jose Luis Aguilar. El elemento principal de la falla será
la torre de telecomunicaciones del famoso arquitecto de Benimamet
Santiago Calatrava y que nunca vio la luz en Valencia. Se pone de
manifiesto el trabajo que viene desarrollando García en los últimos
años en la Plaza del Ayuntamiento y una vez más la madera será el
elemento primordial de la torre de cuarenta metros que será
levantada al «tombe» por doscientas personas prometiendo
espectáculo y diversión para el público.

En palabras del concejal
Fuset «la falla municipal ha de ser crítica, no una obra de arte
sin sátira». Y teniendo en cuenta la reacción que ha obtenido la
designación de este proyecto en las redes sociales la crítica y la
sátira desde el primer momento acompañarán el trabajo de Manolo
García.

«Descobrir i
redescobrir» es el lema que han elegido Anna Ruiz y Giovanni
Nardín, un dúo refutado y con mucho prestigio en el arte conceptual
pero que no han logrado enganchar al público generalista fallero. En
cambio hay un nutrido grupo de seguidore que defienden los valores y
los trabajos de esta pareja que no presentan boceto en sí, sino
ideas de su proyecto dedicado a la fantasía. Tal como declararon
«nuestro concepto debido a la forma y a la interactividad es
difícil plasmarlo en un boceto, por ello aportamos ideas que
favorecen a la concepción de la falla». La falla en sí tratará
sobre la literatura y la imaginación de los niños entorno a este
concepto. Destacar que la idea principal es que la falla infantil no
esté rodeada de vallas y sea el propio monumento el que delimite el
espacio.

Se mantiene el precio de las falla municipales, pero en este caso el
Ayuntamiento asume los costes de decoración y seguridad, que antes
correspondían al artista, los cuales siguen haciéndose cargo del
transporte y el montaje: Falla gran: 170.000,00 € (10 % IVA incluido) y
la Falla infantil: 25.000,00 € (10 % IVA incluido).